Un torneo visto desde dentro: el Oslo Open 2017 (III)

Hoy ha sido festivo en Noruega y he aprovechado la mañana para entrenar en el campo de Stovner. Esta ha sido mi tercera jornada de entrenamiento, y ha comenzado con un desayuno muy ameno, ya que Anders Haugen nos ha hecho una visita relámpago de camino a primer torneo del circuito noruego de disc golf que se celebra en la ciudad de Skien el próximo fin de semana. Anders ha pasado la noche con nosotros y ha desayunado con nuestra familia. Benjamín y Daniel tenían muchas ganas de verlo y han disfrutado con el en casa.

Tras el desayuno he dejado a Anders en la estación de autobuses y me he dirigido a las afueras de Oslo, al barrio de Stovner en concreto, para aprovechar la mañana y seguir adaptándome a las particularidades de un campo que siempre ha sido difícil, pero que este año lo será aún más.

El objetivo de la sesión ha sido jugar los dieciocho hoyos para acostumbrarme al ritmo del campo. He jugado cada hoyo como si fuese un torneo, pero he repetido algún que otro lanzamiento y he probado alternativas en los hoyos que me ha parecido necesario.

Mientras entrenaba he visto a gente del club trabajando intensamente en el campo, cortando el césped, recogiendo basura o marcando. Una tarea nada grata, pero que demuestra lo importante que es tener jugadores que sean capaces de ayudar y no solo de divertirse y usar las instalaciones que otros cuidan.

La anécdota del día me ha pasado en el primer hoyo. He hecho un par de drives y al ponerme a hacer mi segundo lanzamiento se me ha acercado Ola Kolle, y me ha explicado que estaba lanzando desde OB, ya que no habían marcado todavía las líneas de fuera en la mayoría de los hoyos. Tras agradecerle su ayuda, volví a repetir los drives, ahora ya con una idea más clara del hoyo.

Ola Kolle es un jugador que ha visitado el Open de España los dos últimos años, y que siempre se ofrece a ayudar en lo que puede. Hoy ha sido uno de los pocos que ha utilizado su mañana para ayudar en las tareas de preparación del campo de un club que no es el suyo. El detalle de acercarse a mi para advertirme que estaba jugado desde un “out” ha sido un gran ejemplo de deportividad y demuestra que el espíritu de juego, spirit of the game, todavía existe. Nuestro deporte, en especial el Ultimate, está basado en el principio del espíritu de juego y es la regla más importante en el deporte del disco volador. Es similar al juego limpio en otros deportes (Fair play), pero hay un énfasis mucho mayor en el Ultimate.

El gesto de Kolle me ha alegrado, pero no sorprendido, ya siempre he pensado que Ola es uno de los pocos jugadores que todavía se rigen por el espíritu de juego. Hoy lo ha confirmado.

El resto de la ronda ha sido muy normal. He tenido que pasar a tres o cuatro grupos de jugadores y he jugado un poco estresado. En total ha anotado tres bogeys y tres birdies para terminar en par. Con el par que los organizadores han puesto, me parece que no va a ser nada fácil terminar muy por debajo de par, por lo menos en la categoría Master, en la que competiré por primera vez en este torneo.

La calle y el green del #8 (abajo) y el green del #10 y la calle del #11 (arriba)
El campo está cada vez mejor y en breve ya estarán marcados todos los hoyos. Esta semana intentaré jugar otra ronda más, y el viernes 2 de junio hare una prueba general con Anders ya en Oslo. Lo que es seguro es que, en caso de un mal resultado, no voy a poder escudarme en la falta de preparación.

Aquí tienes los dos artículos anteriores sobre mi preparación para el Oslo Open 2017: I y II

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España