Un torneo visto desde dentro: el Campeonato de España 2022, el análisis

Como siempre hago tras un torneo de este tipo, he analizado mi juego. Lo hago para averiguar qué parte de mi juego ha funcionado peor, de tal forma que pueda planificar mi entrenamiento en las siguientes semanas. Ahora mismo parece que mi siguiente evento será el Open de España en Febrero de 2023, lo que significaría que el resultado de mi análisis sería aplicable a las siguientes 18 semanas de entrenamiento.

Mi entrenamiento para el CdE22 comenzó antes del verano, en realidad una semana después del Open de España 2022. Por aquella época no tenía claro mi futuro a nivel competiciones, pero sabía que serían muy pocas ya que el plan de nuestra familia para el verano significaba cuatro semanas en Florida. El principal objetivo, en realidad desafío, de esta temporada ha sido ganar un torneo en la categoría MPO, simplemente porque este año cumplo 60 y ha pasado a ser parte del exclusivo grupo de jugadores que compiten en MP60+. Seguramente algún jugador en algún lugar del mundo lo ha conseguido ya, pero yo personalmente nunca lo he visto. Con el objetivo ya definido, he seguido mi régimen de entrenamiento habitual. Casi todos los días he realizado unos 40 drives, cerca de 70 aproximaciones y unos 150 putts. El 90% de los putts los he hecho bajo techo, en el sótano de mi edificio y con una canasta Skill de L64. De vez en cuando he visitado un campo y he pateado al aire libre. He trabajado de la misma forma con mis drives y aproximaciones. La mayoría de esas sesiones las he hecho alrededor de los campos de fútbol de mi club, y de vez en cuando me he ido a un campo a trabajar, por ejemplo, calles estrechas en hoyos con mucho árbol.

Durante mis vacaciones en Florida he entrenado únicamente en campos, siempre con rondas dobles y sesiones de putt. De vuelta en Oslo he mantenido el nivel de entrenamiento e incluso he incrementado el número diario de lanzamientos a unos 300. Solo he jugado una ronda de competición desde Febrero hasta Octubre, 18 hoyos en el semanal del campo de Indian Hammocks en Miami.

La última fase de preparación para el CdE ha sido el jueves 4 de octubre (ronda completa) y el viernes 5 de octubre (ronda completa matinal y ronda por parejas con Xavi Aguilar).

Mi juego durante el torneo ha sido bastante satisfactorio. Mejor durante el sábado, un día nublado y sin viento en el que drives, aproximaciones y putts han funcionado bastante bien. En la primera ronda he conseguido porcentajes de acierto de 88%, 80% y 88%.


En la ronda vespertina mis números han sido parecidos, con más acierto en drives y putts, y un ligero empeoramiento en mis aproximaciones:


La tercera y última ronda ha sido la más débil, debido a la presión en el juego y el incremento del viento, algo que he notado sobre todo en mis putts que han sido más intermitentes:

A nivel global el porcentaje de acierto de mis lanzamientos durante el torneo ha sido de un 87%-88%, con lo que he fallado aproximadamente en uno de cada diez de mis lanzamientos. Un porcentaje muy respetable. He sido consistente en todas las fases del juego.


En lo relativo a las fases del juego, mis drives y mis putts han sido muy buenos, 91% y 92% respectivamente, mientras que mis aproximaciones han estado algo peor, con un 75%.


Durante el torneo he utilizado cinco modelos de disco: Escape (Dynamic), Saint (L64), Bolt (L64), Compass (L64) y Mercy (L64). El Bolt lo he utilizado únicamente en el drive del #17, tres lanzamientos. El Mercy ha sido el disco que más he usado, en drives, aproximaciones y putts. El Escape ha sido mi driver principal, mientras que el Saint y el Compass los he utilizado más esporádicamente.

De todas formas, lo que mejor ha funcionado durante el fin de semana, lo que mejor ha funcionado es mi cabeza. He controlado la presión de forma muy efectiva y mi estrategia de no seguir los resultados durante la última ronda ha funcionado a la perfección. Ha sido duro, me ha dejado muy cansado, pero ha funcionado. La suerte de tener un caddie inteligente e intuitivo me ha dado mucha seguridad en los momentos más críticos. En mi opinión, el saber competir y administrar los momentos de presión, es la parte más importante del juego, pero también la más difícil.

Está también claro que el nivel del disc golf en España sigue mejorando. Manuel, León y Fede han mejorado mucho y si añadimos el nivel de los jugadores de Team CRK, el entorno es perfecto para que estos y otros jugadores mejoren mucho en los próximos años.


Entradas populares de este blog

35 años de historia del frisbee en España

El record del mundo de longitud, ¿dónde esta el límite?

Se ha comenzado a instalar el nuevo campo de Palau