Un torneo visto desde dentro: VI Open de España

El sexto Open de España ha sido un torneo un poco especial. No teníamos muy claro, allá por octubre de 2021, si se pudiese celebrar o no, en gran parte por la inseguridad de la pandemia y todo lo relacionado con los jugadores y sus viajes. Históricamente dos tercios del total de participantes está compuesto por extranjeros, siendo el grupo más numeroso el de los estonios, siempre más de una treintena. Hasta la semana anterior al inicio del evento, he tenido incluso dudas sobre mi propia participación, pero al final ha salido todo bastante bien, y un total de 91 jugadores de unas catorce nacionalidades se han desplazado a Oviedo para disfrutar de un gran evento.

Este año he tenido mucho menos tiempo y, debido a mi trabajo como entrenador en mi club de fútbol en Oslo, no he podido viajar hasta el miércoles, con lo cual he aterrizado en el aeropuerto de Asturias ya de noche y sin una maleta que se ha retrasado en mi escala en Madrid. Afortunadamente he calculado con esa posibilidad y he viajado de “faena” y preparado para jugar una ronda incluso sin el contenido de mi maleta. Desde el aeropuerto Raúl y yo nos hemos movido hasta el Hotel Sliken Monumental, como siempre el hotel oficial del evento.

El jueves lo he dedicado a entrenar en el campo y controlar diseño y señalización, algo que he encontrado casi al 100% tras un gran trabajo, sobre todo y aunque no únicamente, de Raúl e Ismael. Esta vez he notado que no he jugado el campo en dos años y que esos dos años han restado longitud a mis lanzamientos. Por la tarde hemos tenido la reunión de jugadores en el hotel, una reunión que he preparado en el vuelo de Oslo a Madrid y en la que como ya es habitual, hemos dado información práctica, hemos hecho un recorrido reglamentario del campo y hemos entregado gran parte de los paquetes de jugador. Por la noche, Raúl, Rafa, Fernando y yo, hemos cenado en una pizzería cerca del hotel para aclarar temas cara al inicio del torneo.


El viernes ha sido la primera jornada del torneo y a las ocho ya estábamos en el campo, colocando lágrimas, banderolas, pancartas y preparando las carpas del hoyo uno para recibir al primer grupo que saldría a las 09:00. Ha sido un día soleado y con algo de viento, perfecto para la práctica del disc golf. Mi trabajo las primeras horas ha sido el de repartir tarjetas y de iniciar la ronda a medida que iban llegando los jugadores de los distintos grupos. Es una tarea amena en la que aprovecho para saludar a mucha gente que no he visto en mucho tiempo, algo que supone siempre una alegría. A media mañana he dejado el hoyo #1 y he dado una vuelta por el campo, he buscado un wrap en el food truck La Pavoneta y he empezado a prepararme para mi primera ronda. Este año me he cambiado de categoría y he pasado de MP40 a MPO, del grupo de los mayores al de los jóvenes. Ha sido algo atrevido y motivado por la retirada de un montón de jugadores que al final no han podido viajar. Como bien sabe Raúl, he tenido muchas dudas, pero al final lo he hecho, siempre conocedor de que estaría entre gente joven con mucha más potencia que yo, algo que haría muy difícil conseguir un buen resultado. Este año cumplo 60 y me convierto en MP60+, lo que significa que competiría cuatro categorías por encima de la mía: MP60+, MP55+, MP50+ y MP40+, algo totalmente desconocido para la absoluta mayoría de los jugadores españoles y extranjeros, y que muy pocos han sentido en su propia piel. Es la primera vez que he tenido una sensación de “vértigo” antes del comienzo del torneo. 

Mi primera ronda ha sido bastante aburrida. He jugado asegurando, ya que hasta los últimos cuatro hoyos hemos tenido bastante viento. Esta vez he notado que los putts no han estado a la altura y las pocas veces que he necesitado uno, no he conseguido encestar. En el hoyo #3 he hecho un lanzamiento bastante decente desde el tee, bueno teniendo en cuenta un viento muy fuerte de derecha a izquierda, pero mi aproximación se ha quedado corta y he fallado el putt para par. En el #9 he conseguido un buen birdie tras dos lanzamientos de Escape. El resto de mi ronda ha sido para olvidar, siempre fallando las pocas oportunidades que he tenido para anotar más birdies. Un total de par ha sido suficiente para empezar en el grupo en cabeza el sábado, algo nada despreciable.


Después de la ronda hemos recogido parte del campo y, como siempre, Raúl y yo hemos repasado resultados, hemos preparado los grupos para el sábado y hemos publicado artículos en la página oficial. Tras una ducha rápida, la jornada ha terminado en el restaurante Raitán, otro de nuestros patrocinadores, con una cena muy amena en la que han participado Team CRK, Derek Robins y los tres noruegos que han viajado a España esta vez, Anders, Terje y Roar. Ha sido una cena larga y muy divertida, llena de anécdotas, historias y cuentos del mundillo del disc golf.

El sábado a las ocho en punto estábamos de nuevo en el campo, y yo de nuevo en la salida del #1 recibiendo a los grupos a medida que se preparaban para empezar su segunda ronda. El tiempo ha sido mejor la segunda jornada, y aunque no ha hecho calor, el sol ha brillado. El torneo ha seguido en su línea, sin retrasos, con fluidez en la gran mayoría de los hoyos, y sin apenas incidencias reglamentarias. El gran caddie-book ha facilitado el trabajo y la reunión de jugadores ha cimentado el tema reglamentario. Solo hemos tenido un par de preguntas sobre la nueva regla de mandos, y han sido solventadas en cuestión de segundos. 

La segunda ronda la he compartido con mi gran amigo noruego Anders Haugen, el finlandés Johannes Jalasti y el estonio Martin Malm. Anders ha hecho una gran ronda y ha entregado una tarjeta limpia y con cinco birdies para colocarse en cabeza con un total de -4. Johannes ha tenido una ronda irregular, con siete birdies, cuatro bogies y dos dobles bogies, con lo que ha terminado +1. Yo, por mi parte, he terminado con el mismo resultado que el finlandés, un +1 que ha surgido tras una mala racha de cuatro bogies entre el #8 y el #13, algo que he medianamente subsanado con tres birdies en los cuatro últimos hoyos. La ronda me ha dejado con la misma sensación que la primera: había algo que no funcionaba y que frenaba mis resultados. Martin Malm y su cuádruple bogey en el #18 le ha sacado desgraciadamente del grupo en cabeza para la última jornada. El que si que ha funcionado ha sido el joven estonio Markus Saarepuu, que con una ronda de -3 ha pasado a una segunda posición muy merecida, sobre todo si tomamos en cuanta que se ha marcado un bogey y un doble bogey.

Tras realizar las tareas habituales para cerrar la jornada, parte de Team CRK ha terminado el sábado con una cena en Tierra Astur, en la que nos hemos encontrado con Tuoma Seppälä y también con Bogi Bjarnason y su séquito.

El domingo ha sido la última ronda y hemos comenzado por la categoría MA1, pasando por MP40 y FPO, y terminando con MPO. La ronda final del grupo en cabeza ha sido filmada por Zona Discgolf que, aunque nuevos al torneo, han hecho un gran trabajo y han evitado, en gran parte, distraer a los que jugábamos en ese grupo. 

Mientras que en mi segunda ronda he tenido de caddie a Raúl, en la última he tenido a mi compañero de equipo Marc, que me ha ayudado a relajar y que ha sido, como Raúl, una gran ayuda en todo momento. Mi ronda ha empezado bien, con birdies en el #1 y el #3, pero he ido perdiendo fuelle a medida que progresaba la ronda y, aunque he anotado un birdie más en el #9, de ahí en adelante mi juego ha ido de más a menos. En el #10 he hecho un drive bastante malo, mi aproximación ha terminado en hazard y he fallado el putt desde fuera, anotando así un doble bogey muy innecesario. Los siguientes siete hoyos han sido simplemente pares sin opción. En el #18 he optado por no jugarme nada y asegurar un par que me ha dado una cuarta plaza que, viendo mi juego todo el fin de semana, no está nada mal. Johannes Jalasti ha tenido una ronda verdaderamente fascinante. Es la primera vez que he visto a un jugador que, a pesar de hacer lanzamientos que se han ido hacia fuera, siempre han terminado dentro del campo. Su -5 le ha servido para conseguir una tercera plaza. La batalla por el título en MPO se ha librado entre Anders y Markus. Markus ha empezado como un cohete, mientras que Anders ha cedido lanzamientos en los primeros hoyos. A media ronda, Markus había recuperado tres lanzamientos y se había puesto en cabeza. Los últimos nueve han sido de Anders, pero al final se ha visto superado por un único lanzamiento. Markus, un chico de 19 años que es puro talento, se ha proclamado campeón del VI Open de España, una victoria muy merecida y que creo que significa el comienzo de una gran carrera. Anders ha terminado segundo.

En la categoría de Féminas, Madli Vaht ha repetido título y se ha llevado la victoria por delante de sus compatriotas Eleri Pastak y Kristi Unt.

En MP40 ha sido Eno Juul el que se ha proclamado campeón tras un desempate en el hoyo #15 con su compatriota Marko Narits, ambos dos por delante del finlandés Tero Kolunsarka. Entre los amateurs, el estonio Kaarel Pöldmaa se ha llevado la victoria por delante de Martin SeppManu Almeida, que se ha visto obligado a jugar un desempate contra Tanel Luik e Iván de Terán y para llevarse el trofeo de la tercera plaza.

Team CRK ha estado representado por Aida Rey, cuarta en Féminas, Xurde Menéndez, décimo en MA1, Marc López decimocuarto en MA1, Xavi Aguilar, sexto en MA1, Rafa Cancio, vigésimoterero en MA1 y Miguel Caparrós, decimocuarto en MPO. Carlos Ortega se ha lesionado el tobillo a dos días del comienzo del evento y no ha podido participar, pero ah sido una grandísima ayuda a nivel organización y ha controlado Tournament Central de manera ejemplar. Ha sido una alegría poder encontrarnos todos en un torneo por primera vez, y yo por lo menos noto que la sensación de equipo sigue creciendo.


El VI Open de España ha sido, en mi opinión, todo un éxito, tanto a nivel deportivo como de organización. Este fin de semana he visto muchas caras alegres y estoy seguro de que la próxima edición va a ser incluso mejor. A nivel personal ha sido un torneo interesante, una de esas competiciones en las que no he jugado mal, pero tampoco bien. Estoy contento con el resultado, una cuarta plaza en MPO a mi edad está muy bien y al alcance de pocos, pero mi juego ha tenido lagunas. Estos días analizaré con detalle para ver que puedo cambiar o mejorar para que mi juego sea un poco mejor y más estable.

En marzo comienza la segunda Copa de España, y con ella se abre la temporada 2022 en el país, una temporada que me parece va a ser muy interesante.

Resultados Metrix.
Resultados PDGA.





Entradas populares de este blog

35 años de historia del frisbee en España

Hemos repuesto discos Kastaplast

Discgolfeando y de campos, verano 2021: ronda con Anders Haugen en Flaktveit