Un torneo visto desde dentro: el Campeonato de España 2021 – el preludio

Desde el Europeo de Chequia, mi único objetivo ha sido el noveno Campeonato de España en Costa Ballena. Me he preparado con tranquilidad y he trabajado únicamente en el campo de prácticas. He hecho miles de drives y aproximaciones en las inmediaciones de los campos de fútbol de mi club, y he pateado en una canasta Skill de Latitude64 en el sótano de mi edificio. He realizado unos 13.000 lanzamientos desde el 16 de agosto hasta el viernes 23 de octubre y el comienzo de la ronda del torneo de dobles en el Parque de los Lagos de Chipiona. Ninguno de mis putts ha sido al aire libre y no he jugado una única ronda de campo en esas nueve semanas, únicamente las de entrenamiento en Chipiona. Ha sido un test interesante, pensado para ver si es posible ser competitivo sin jugar rondas, algo que creo que he demostrado, por lo menos parcialmente. 

Mi objetivo a priori ha sido jugar bien, conseguir estar en la final MPO y, si fuera posible, conseguir mi sexto título de Campeón de España. En ese orden.
En la planificación de mi preparación he calculado con llegar a Costa Ballena la tarde del miércoles 20 y jugar el mayor número de rondas antes del torneo de parejas. 

Tras un viaje que ha comenzado a las 03:00 en un Oslo que ya había anotado su primera nevada, he aterrizado en Málaga y conducido casi tres horas a Costa Ballena. Tras dejar la maleta en el AirBnB que he compartido con Raúl, Vere y Caparrós, he puesto rumbo al Parque de los Lagos y el campo de disc golf. Ha sido verdaderamente increíble sentir de nuevo el sol y el calor en la piel, y eso ya ha compensado viaje y esfuerzos. Es una maravilla llegar a ese campo y ver las canastas en un césped cuidado y rodeado de palmeras. Ver la canasta del #5 en el lago es todo un poema.


He jugado una ronda de reconocimiento que me ha venido muy bien, porque me ha dejado muy claro que para llegar a la final de este torneo necesitaría jugar a mi máximo nivel ya que muchos hoyos, a mis 59 años, están casi fuera del alcance de mis drives y sobre todo teniendo en cuenta que estaría compitiendo con jugadores jóvenes en el apogeo de su forma física. He vuelto a la urbanización pensando en la importancia de estar centrado en todos y cada uno de mis lanzamientos en el torneo.

El jueves he jugado dos rondas, la primera por la mañana, con muchas repeticiones tanto desde el tee como en las calles, y con un mínimo de seis putts en cada canasta. Tras un almuerzo temprano, he realizado una segunda ronda con menos lanzamientos y más orientada a determinar la estrategia de juego para el torneo. En ella he decidido mi estrategia en el #3, que con los tres hazards en el medio de la calle se ha convertido en una pequeña lotería, y en el #16 que con su caída hacia la izquierda en el green ha demostrado ser un hoyo muy peligroso. En el primero me he concentrado en no salir OB a la derecha de la calle para evitar un tercer lanzamiento a pocos metros de la salida, y en el #16 he siempre presionado el anhyze para evitar el OB y el agua. En esa ronda he terminado precisamente en el agua, pero León, en uno de sus baños en el río, lo encontrado y me lo ha devuelto, algo que le agradezco ya que mis Saints son muy antiguos y los nuevos no vuelan de la misma manera. Otros hoyos que me he marcado como tácticamente importantes han sido el #1, un birdie obligatorio, el #11, con una calle peligrosa, sobre todo con viento, y el #4, tras el largo paseo desde el #3 y con tanto hazard como OB a la derecha de la calle.

Al final de la tarde han llegado mis compañeros de apartamento y los he acompañado en los hoyos que ha podido jugar hasta que ha oscurecido. Ha sido una jornada muy larga en la que caminado unos 30 km y hecho cientos de lanzamientos.

En la cena Caparrós y yo nos hemos decantado por jugar el torneo de parejas con nuestros compañeros Aida y Marc, lo que ha significado que nuestra ronda sería por la tarde y con viento. Una decisión poco inteligente tácticamente, pero buena para disfrutar de una ronda con una pareja competitiva y encantadora.


Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España