Stian Syvertzen, el disc golf en el centro de una historia de superación

Stian Syvertzen es un snowbordista noruego de 26 años que ya ha visto la muerte de cerca dos veces a lo largo de su vida. La primera vez fue tras su caída en el preolímpico de 2009, cuando sufrió una hemorragia interna de la que no fue capaz de recuperarse y que obligó a sus médicos a llevarle a un coma inducido indispensable para poder llevar a cabo una operación de urgencia e implantarle un stent vascular. Hasta entonces su vida había sido una maravilla, pero esa caída la cambió por completo. El incidente le causó una lesión cerebral que le obligó a llevar a cabo mes de terapia de rehabilitación para aprender de nuevo a andar.

En Enero de 2016, cuando Stian ya llevaba un par de años de vida normal, una infección en su aorta provocada por el stent vascular, le dejo de nuevo al borde del abismo. Una tarde, tras una larga jornada de entrenamiento, se sintió muy cansado. Al día siguiente despertó con fiebre y nauseas. Tres días más tarde su madre le obligó a irse a urgencias, dónde le ingresaron de forma inmediata. Estuvo en coma quince días. Los médicos casi perdieron la esperanza, pero al final Stian empezó a recuperarse.

Parece increíble que todavía pueda sonreír y disfrutar de la vida aún cuando las bacterias que todavía quedan en su aorta suponen un constante peligro mortal. Stian explica que siempre piensa de forma positiva, siempre ha sido de esa forma, es su carácter.

Pocos pensaban en 2009 que sería capaz de volver al deporte. Lo consiguió. Ahora se encuentra en la misma encrucijada, y aunque no hay garantías de que pueda repetir su hazaña, piensa intentarlo. Stian siempre se ha marca objetivos que normalmente ha alcanzado. Su objetivo ahora mismo es clasificarse para los JJOO de Corea 2018.


El disc golf siempre ha sido parte de su vida y ha utilizado el deporte del disco para relajar y como parte de su rehabilitación. En el campo es, como en el resto de su vida, positivo y ganador. Estoy seguro de que si alguien es capaz de conseguir recuperarse, ese es Stian.

Artículo sobre una de mis rondas con Stian. 



Traducción del reportaje (del noruego)

Nadie podía decirme nada sobre mi futuro o lo que pasaría conmigo. En realidad no tendría que haber sobrevivido.

Cómo se recupera una vida tras haber estado tan cerca de la muerte? Stian lo sabe muy bien, ya ha burlado a la muerte dos veces.

He aceptado mi situación e intento hacer todo lo posible para recuperarme. Hago todo lo que me parece divertido y elijo ver lo positivo en todo lo que me ha acontecido, de esa forma siempre consigo llegar más lejos de lo que creo posible.

El año pasado Stian estuvo varias semanas en coma y todavía no sabe si va a recuperarse completamente. 

La inseguridad va a ser siempre parte de mi vida, pero me he decidido a no pensar mucho en ello y hacer siempre lo más conveniente en mi situación. Ahora mismo me siento sano y lleno de energía. Llevo ya más de un año de tratamiento antibiótico y tengo ganas de terminarlo para ver si experimento un subidón en mi nivel de energía. He tenido muchos bajones, pero ahora mismo todo está mejorando, mi vida ha vuelto a funcionar y me divierto todos los días. No está nada mal ser Stian.

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España