Un torneo visto desde dentro: el Campeonato de España 2022, el desenlace

La organización del torneo ha decidido crear dos tandas para la jornada del domingo, lo que ha significado que todas las categorías menos la MPO han empezado a las 09:30, mientras que los jugadores del Abierto lo han hecho a las 11:45. Ha sido una decisión sopesada, pero que ha sido acogida de diferentes formas entre los jugadores. 

Poco ha sucedido entre las Féminas, una categoría ya prácticamente decidida tras la primera jornada. Carla Martín, tras dominar todo el fin de semana, se ha llevado el título por delante de Aitana Valverde y Ana Álvarez.

Lo mismo ha sucedido entre los Juveniles, con un título muy merecido para Xurde Menéndez que se ha tomado la revancha tras su derrota del año pasado en Costa Ballena. Dani Cipriano ha terminado segundo y Hugo Rodríguez, ha terminado tercero, dejando así a Team CRK en dos de las tres plazas del podio. Tenemos el futuro asegurado.

Manu Almeida se ha proclamado campeón entre los Veteranos 40+, seguido de cerca por Iván Gutiérrez de Terán y Rodrigo Sánchez.

La batalla más dura ha sido la que se ha librado entre los Veteranos 50+. En esa categoría ha sido Iñaki Olaizola el que se ha llevado un título muy merecido un lanzamiento por delante de Vere Rey y dos por delante de un Luis Menéndez que ha hecho una gran ronda el domingo.

Los MPO hemos empezado un poco retrasados y Calixto y su equipo han filmado toda la ronda de los cuatro en cabeza. La lead card ha estado compuesta por Manuel Domínguez, León Blanco, Fede Sörenson y un servidor. 

En un día de viento, mi estrategia ha sido jugar conservador la primera parte del campo, con lo cual no he arriesgado putts en el #2 y #3. Desgraciadamente para mi, Manuel y León han atacado todo el tiempo y han hecho grandes putts en esa parte del campo con lo que han acortado distancias en esos dos hoyos.

En el corto #4 mi Mercy ha hecho un “ascensor”, ha tocado el seto que delimita el OB y se ha quedado fuera. He sacado otro Mercy, he hecho un lanzamiento idéntico y me he quedado a unos nueve metros y con el viento en contra. En ese momento he visto que no podía seguir jugando de esa forma y he hecho un putt semifrontal que ha entrado en la canasta para evitar un doble bogey. Un gran putt que ha servido para poco ya que tanto Manuel como León han anotado par y han recortado otro lanzamiento más. Mi estrategia a nivel resultados ha sido siempre evitar saber el total mío y del resto del grupo.
Durante toda la ronda, en realidad hasta el #18, he evitado mirar la pizarra en todo momento, algo que no ha sido nada fácil, pero que me ha permitido concentrarme en mi juego sin que el del resto del grupo me afectase. Ha sido una estrategia que ha funcionado.

Tanto en el #5 como en el #7 he sentido la gran diferencia que hay entre un jugador de 60 y uno en sus veinte. Los drives del resto del grupo me han hecho sentir como un niño jugando con mayores, y aunque mis lanzamientos han sido buenos, siempre han sido mucho más cortos que los del resto. El cuerpo es como una vela que se agota poco a poco, y ese proceso es irreversible e imparable. Triste pero cierto.

En el #7 León ha dejado su drive en el círculo de 10 metros y ha hecho un gran putt para anotar su segundo Eagle del torneo. Impresionante.

En el #8 mi drive se ha quedado a unos nueve metros de la canasta y he fallado el putt. Otro lanzamiento perdido en relación con resto de los jugadores del grupo.

En el #9 mi drive ha tocado en uno de los primeros árboles y tras una buena aproximación he fallado otro putt corto que me ha hecho perder otro lanzamiento. En ese momento ha sido difícil seguir creyendo en mi mismo, pero he vuelto a pensar que los últimos seis hoyos ha sido los míos y he seguido adelante, sin saber el total de ninguno, pero con la certeza de que la cosa debía de estar muy igualada.

En el #10 he hecho un gran putt que me ha levantado el ánimo y que ha hecho que empezase a creer un poco más en una victoria que parecía muy difícil.

En el #11 he recuperado un lanzamiento, tras un buen drive y una aproximación sólida.

En el #13 he hecho mi mejor lanzamiento del torneo y he aparcado el Compass, recuperando un lanzamiento a Manuel y dos a León.

En el #14 y tras un fallo en mi drive, he conseguido salvar el par, perdiendo así un lanzamiento con respecto a León.

En el #15, un hoyo que me ha tratado muy bien, he anotado otro birdie, igual que Manuel y Fede. León ha salvado el par de manera milagrosa con una gran aproximación desde la ladera.

En el #16 he hecho otro gran drive, y un putt de nueve metros con el viento en contra, me ha permitido anotar un birdie que solo León ha emulado.

En el #17 Fede, tras un gran drive, ha sido el único en conseguir el birdie.

Cuando hemos llegado al #18, mi idea era hacer mi drive y echar un vistazo el tablero antes de hacer mi segundo lanzamiento, que es el que se utiliza para superar la portería de madera. Desgraciadamente, una persona del público ha leído en alto los resultados y mi estrategia se ha ido por los suelos. No ha significado nada, ya que afortunadamente y para mi gran sorpresa, a un hoyo del final, me encontraba en cabeza tres lanzamientos por delante de Manuel Domínguez. Ya sin presión, pero muy concentrado, he hecho un drive que se ha quedado a unos diez metros de la portería, he lanzado un Mercy que ha terminado a unos cuatro metros de la canasta y un putt que me ha significado mi último birdie del torneo y una victoria muy trabajada. Un gran alivio y una gran alegría.

Al terminar la ronda nos hemos enterado de que Robert Abel ha anotado un -7 que le ha dejado tercero.

Al final el podio ha estado compuesto por un servidor, Manuel Domínguez, que me ha impresionado con su juego, y Robert Abel.

Como ya he explicado en el primer post sobre el campeonato, esta será seguramente mi última aparición en la categoría MPO. Me siento cansado tras tantos años de competición y me parece que siete títulos de campeón de España son más que suficientes. Los jóvenes pisan fuerte y son imparables.

Desearía agradecer al Disc Golf Club Bilbao y en especial a Calixto la gran tarea que han realizado para organizar este evento. También quiero dar las gracias a los jugadores de Team CRK por estar siempre presentes y crear un ambiente que quita presión y genera positividad. Por último quiero dar las gracias a mi eminente caddie y amigo Raúl Cancio, una persona que entiende a mí y a mi juego a la perfección.

Nos vemos en un campo en un futuro no muy lejano, seguramente para el Open de España 2023

Resultados totales DiscgolfMetrix





Entradas populares de este blog

35 años de historia del frisbee en España

El record del mundo de longitud, ¿dónde esta el límite?

Se ha comenzado a instalar el nuevo campo de Palau