Un torneo visto desde dentro: la Copa de Catalunya, el desenlace

La mañana del domingo nos ha recibido soleada y fría, y la ronda matinal ha vuelto a rozar los cero grados. Los organizadores han preparado de nuevo un caldo que ha venido muy bien antes y durante la ronda. 

Durante el precalentamiento se ha notado que los jugadores que podían llegar a los podios de las diferentes categorías estaban tensos y tenían ganas de empezar el juego.

Mi grupo esta vez ha estado compuesto por Fede, Marc y Robert Abel, algo a lo que se ha llegado tras resolver un triple empate entre los dos últimos y Xavi Aguilar que ha sido resuelto basándose en el reglamento PDGA que dice los jugadores con el número más bajo de socio de la PDGA serán los que se clasifican. De esta forma, Xavi se ha visto obligado a jugar en el segundo grupo. 

En la categoría MPO, las batallas han sido por la victoria, entre Fede y un servidor, y por la tercera plaza, entre Marc, Xavi Aguilar y Robert Abel.

Mi mantra durante toda la ronda ha sido que nada se decidiría hasta los últimos hoyos y que debería de mantener la calma en todo momento. No ha sido una mala estrategia.

Fede ha anotado tres birdies en los primeros cinco hoyos, lo mismo he hecho yo. En el doble mando del #6, Fede ha fallado el drive y se ha visto obligado a anotar un bogey, mientras que yo he hecho el tercer birdie en el hoyo. Con la tercera parte de la ronda jugada, mi ventaja era ahora de cuatro. Fede ha recuperado un lanzamiento en el siguiente hoyo, y el front-nine ha terminado con birdies para ambos y una ventaja de tres lanzamientos a mi favor.
En el #10 he aparcado mi drive y el par de Fede me ha devuelto una ventaja de cuatro lanzamientos. En el largo #11, mi aproximación ha terminado OB que me ha dado el único bogey de la ronda, mientras que Fede ha hecho un gran birdie que ha reducido mi ventaja a dos lanzamientos. Los tres siguientes hoyos se han resuelto con par, birdie y birdie para ambos, tras buen juego de los dos. En el #15, el hoyo con la canasta pegada al muro, no he estado nada fino. Tras anotar un bogey en la segunda ronda, mi único pensamiento ha sido mantener el disco por debajo del techo de los árboles delante del tee. Por alguna razón, mi disco ha tocado las ramas y ha terminado a unos 25 metros del tee, con lo que me he visto obligado ha realizar una aproximación bastante fina para mantener el par. Fede ha aparcado su drive y ha anotado otro birdie. A tres hoyos del final, nos separaba un único lanzamiento. 

Así hemos llegado al tee del hoyo más largo del campo, el #16. Mi estrategia estaba decidida mucho antes de llegar a la salida: un nuevo intento de backhand roller. Esta vez mi plan ha sido controlar el ángulo para evitar que el disco se fuese a la derecha hacia la valla metálica. Fede ha sido el primero en hacer el drive. Ha escogido también un backhand roller que le ha rodado a la derecha y ha terminado pegado a la valla metálica, idéntico al mío en la segunda ronda. Mi lanzamiento ha rodado también hacia la derecha, pero ha frenado a unos tres metros de la valla. He lanzado mi segundo lanzamiento antes que Fede, y he optado por una bomba hyze por encima de los árboles que protegen la segunda parte de la calle. Mi lanzamiento ha sido perfecto y ha terminado a unos cinco metros de la canasta elevada que marca el fin del hoyo más largo de Catalunya. Fede ha tenido problemas, con su disco cerca de la valla y sin mucho espacio de maniobra ha estrellado su sidearm a uno de los arbustos a unos metros de la valla. Su tercer lanzamiento se ha quedado a unos diez metros de la canasta y ha fallado su putt, con lo que se ha visto obligado a anotar un cinco, bogey en el hoyo. Yo he hecho mi putt y he anotado un birdie. A dos hoyos del final, mi ventaja era de tres lanzamientos. 

En el #17, un hoy no muy largo pero complicado por la vegetación en la calle y al lado del green, he decidido repetir backhand roller para llegar con más facilidad al final de la calle, cerca del green. Mi roller ha tocado el césped con poco ángulo, y ha rodado hacia la izquierda, terminando bastante cerca del green del #14, casi a la misma distancia del green que desde la salida. Fede ha fallado su drive y ha chocado con uno de los árboles al principio de la calle. Cuando he llegado a mi disco, he visto que tenía juego hacia el green, una calle estrecha pero clara hacia la canasta. Sin presión ya, sabiendo que Fede podría únicamente hacer como máximo un par, he hecho un buen lanzamiento que ha terminado a unos tres metros de la canasta. Fede ha hecho una buena aproximación y ha terminado a unos doce de la canasta. Fede ha realizado un gran putt y ha salvado el par. Yo he asegurado el par con un putt fácil. Con el corto #18 por jugar, seguía tres lanzamientos por delante de Fede. He aparcado mi Compass desde la salida, algo que ha Fede ha repetido. Mi último putt ha sido de metro y medio, y me ha dado una victoria muy trabajada, siempre presionado por un Fede que nunca se ha rendido y ha luchado hasta el final. Así me he llevado el título de campeón de la Copa de Catalunya, algo que me hace mucha ilusión.

Robert Abel ha jugado su mejor ronda del torneo y ha terminado tercero. Marc, que no ha tenido una buena tercera ronda, ha tenido que ver a su buen amigo Xavi Aguilar pasarle en el ránking y ha terminado quinto, cinco por detrás de Xavi.

Entre las FéminasMarina Román ha seguido dominando y al final se ha impuesto por diez lanzamientos ha Carla Martín, que a su vez ha superado a Celia Aranda con 22 lanzamientos.


Entre los Amateurs la cosa ha estado más reñida, y el torneo ha terminado con Gerard Cabes como vencedor, dos lanzamientos por delante de Merlin Sales y tres por delante de Miguel Espiau.

Iván GdT ha dominado de principio a fin entre los Masters, ya ha terminado con una ventaja de 15 lanzamientos sobre Iñaki Olaizola, que ha sido segundo, un lanzamiento por delante de Raúl Cancio.


Lucas Gómez Feijoo, único Juvenil del evento, ha terminado +59. Este es otro de los jugadores del futuro que ha salido de la fábrica de talentos de Cataluña, la más prolífera en este momento. Un jugador con futuro si sigue entrenando, sobre todo con un padre como Eloy, muy colgado del disc golf.

La ceremonia de premios ha sido corta y divertida, y en ella se han hecho oficiales también los premios de la Copa de España, un tema que trataré en un artículo los próximos días.

Mi viaje a Oslo no ha transcurrido exento de problemas y estrés, ya que ha faltado poco para que perdiera mi vuelo a Bruselas, pero eso ya es otra historia.

He vuelto a Noruega muy contento con mi viaje. He terminado campeón de la primera Copa de Catalunya, algo que es todo un honor, y he compartido tiempo con mucha gente muy interesante. Gracias a los organizadores de Squirrels que han convertido el torneo en un éxito. Enhorabuena a todos los ganadores y gracias a todos lo participantes. 

Mi siguiente parada será, probablemente, el Open de España 2022 en Oviedo.

Resultados tercera ronda Metrix 
Resultados finales Metrix 
Resultados finales PDGA 

(fotos Miguel Espiau)



Entradas populares de este blog

35 años de historia del frisbee en España

El record del mundo de longitud, ¿dónde esta el límite?

Se ha comenzado a instalar el nuevo campo de Palau