El nuevo campo de Sanlúcar listo para su instalación

Tras meses de conversaciones con Víctor y de negociaciones con Ayuntamiento y empresas del sector, el pasado martes 18 de junio he cogido un vuelo de Oslo a Malaga para viajar hasta la maravillosa Sanlúcar de Barrameda para diseñar su primer campo de disc golf.

Ha sido un viaje relámpago en medio de una temporada muy complicada para mi promoción de jóvenes jugadores de fútbol de Frigg, un viaje que me ha venido muy bien para poner distancia y poder recapacitar sobre los retos que me esperan para el otoño.

Unas doce horas he utilizado desde mi apartamento en Oslo hasta encontrarme en el Parque Carmen Saura y reunirme con el representante de la empresa encargada de implementar el proyecto para averiguar como encajar el diseño del campo en el resto de las nuevas instalaciones del parque.

El proyecto ha sido pensado como un campo de seis canastas y nueve hoyos, algo que generalmente no me gusta mucho, pero que en este caso puede estar bien. El campo es de iniciación al disc golf y de hoyos cortos y técnicos, un poco parecido al del Parque de Invierno de Oviedo.

El diseño ha sido realizado alrededor de el resto de instalaciones añadidas al parque, desde juegos de niños hasta trampolines. La clave ha sido diseñar un campo divertido y que no interfiera con el uso del resto del parque.

El parque está cerca del centro y aunque no es muy grande, es un sitio que puede ser perfecto para la introducción del disc golf y para la captación de nuevos socios para el club local, Disc Golf Puerta de Doñana.
Desayuno de trabajo :-)

La tarde del martes la he dedicado por completo a la inspección del parque y para hablar con Eddy, jefe de obra de la empresa constructora. La reunión ha sido muy productiva, hemos aclarado dudas y sellado la parte práctica de la implementación del campo (materiales, dimensiones y modo de instalación). A final de la tarde he hablado con Víctor, alma mater del proyecto y futuro usuario del campo, sobre el posible diseño, ya que el club tenía en la cabeza un hoyo que han jugado muchas veces y que consideran un clásico. He prometido tomarlo en consideración para, en caso de que fuese viable, implementarlo en mi diseño. He pasado un gran rato pensando en el hoyo antes de acostarme, intentando integrarlo en mi versión.

El miércoles me he levantado muy temprano y, mientras desayunaba en un bar cerca del campo, me he puesto a repasar los hoyos en el mapa del parque que me ha pasado Eddy. No ha sido fácil, pero al final he preparado una versión alternativa con el hoyo de Víctor y sus colegas de Disc Golf Puerta de Doñana. Lo que me ha quedado claro es que el hoyo ha cambiado el “Flow” del campo y además suponía un problema de seguridad al volar en dirección del chiringuito que se va a instalar cerca del hoyo #8.

Mientras esperaba por la llegada Manuel padre e hijo, jugadores del DGPD y  conejillos de indias en este proceso, he dado unas cuantas vueltas más al campo para probar las dos versiones del diseño. Cuando han llegado les he dejado probar el campo, les he explicado mi opinión sobre las dos versiones y les he preguntado que les parecía mejor. Los dos han coincidido en que el hoyo en cuestión supondría un peligro y hemos decidido utilizar la versión original del diseño.

Ana, Manuel, Manuel y Maru
Un rato antes de la reunión con Ayuntamiento y Constructora ha llegado Maru, la jugadora del DGPD que vive más cerca del campo que además es novia de Víctor. Los locales han tomado parte en una reunión que ha transcurrido sin problemas y en la que se han aprobado todos los hoyos del diseño. Además hemos aprovechado para marcar definitivamente las posiciones de salidas y canastas.

A mediodía Maru nos ha llevado a un bar típico de Sanlúcar en el que hemos disfrutado de tapas de la zona y hemos hablado sobre el uso del nuevo campo. Tras la comida, los Manueles y yo nos hemos trasladado a la costa para revisar y probar el diseño del siguiente posible campo de la zona, un proyecto muy interesante y con mucho futuro. Nos hemos pasado una horas probando hoyos y he terminado enamorado del parque que hemos visitado.

Al final de la tarde he retornado al Parque Carmen Saura para sacar unas fotos de los nueve hoyos que serán la base del diseño gráfico de la cartelería del campo de Sanlúcar.
De inspección por la costa 

El jueves he aprovechado el viaje de vuelta a Málaga para visitar a los Manueles en Prado del Rey y ver el campo en el que entrenan. He quedado encantado con el sitio, el diseño que se han montado y sobre todo con la energía con la que afrontan su proyecto discgolfístico. Tras la visita a su centro de entrenamiento hemos aprovechado para desayunar y degustar los tortos de la zona, antes de despedirme y poner rumbo al aeropuerto.

En el vuelo he tenido la oportunidad de asimilar las experiencias de estos dos días y de pensar en el futuro de un disc golf que sigue, poco a poco, creciendo y expandiéndose por España.

Gracias a Maru, Víctor, Manuel hijo y Manuel padre por recibirme de la forma que lo han hecho y por poner tanta ilusión en el proyecto de Sanlúcar. La segunda quincena de julio estará terminado el campo y ya tengo planes de volver para probarlo.

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España