El Campeonato de Europa 2018 (I)

Estas son las primeras líneas que escribo en meses, y como el título del post indica, es porque estoy viajando hacia mi primer torneo desde la inauguración del campo de Santiago de Compostela en Octubre del año pasado.

Llevo meses sin escribir en el blog debido a los problemas que he tenido con mis rodillas los dos últimos años, y que han impedido que entrene y compita durante largos períodos. En Marzo he comenzado a entrenar de otra forma y he podido, por primera vez, realizar lanzamientos, algo imposible hasta entonces.

Parte de la selección noruega
El único torneo en el que participado, aparte del de Santiago, ha sido el Skins celebrado en Oviedo en Julio, y mi resultado en el mismo junto con mis sensaciones en los entrenamientos de los cinco últimos meses me han dejado bastante tranquilo.

Anders...
Esta mañana he tomado el autobús desde Oslo al aeropuerto y esperando al embarque me he encontrado con la selección noruega, que es una de las más grandes del torneo con casi veinte jugadores. He charlado un rato muy largo con los más veteranos, entre ellos algunos de los ganadores de la Copa del Rey y, como no, con nuestro amigo Anders que este año no ha podido participar en el Open de España.

Tras la escala en Múnich hemos aterrizado en Zagreb y tras un par de horas de espera hemos puesto rumbo a Sveti Martin en el autobús que los organizadores han puesto al servicio de los jugadores. El viaje ha sido de un hora y media y en el hemos podido observar la maravillosa naturaleza croata, que tanto a Carlos y a Miguel como a mi, nos recuerda bastante a la de Asturias y Galicia.

CFO en el hoyo #3
Los alrededores del hotel Life Class de Sveti Martin incluyen, entre otras instalaciones, un campo de golf y disc golf, un aquapark, una zona spa, un par de bares y una pequeña tienda. El hotel es de cuatro estrellas, y aunque no está del todo mal deja bastante que desear. El personal es atento, pero la mayoría no habla inglés, algo que complica un poco la situación.

Nuestra ronda de entrenamiento ha comenzado a las 18:45, en una tarde soleada y muy calurosa (32 grados), y ha terminado sobre las 20:30 debido a una oscuridad que nos ha impedido completar todos los hoyos. Además hemos jugado detrás de un grupo de jugadoras noruegas que no han seguido las indicaciones de dos discos por hoyo y que nos han retrasado bastante.

Tras jugar trece hoyos el campo parece variado tanto en longitud de hoyos como en variación de lanzamientos. Combina muy bien zonas abiertas y de bosque, con hoyos largos totalmente abiertos, y cerrados con mucho árbol. Algunos de los largos combinan ambas cosas, algo que a mi me parece muy atractivo a nivel diseño.

Nos ha dejado un poco fastidiados el no poder probar el campo por completo, pero mañana tenemos más tiempo y no habrá ningún problema.

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España