Un torneo visto desde dentro: el Europeo de Oulu 2016 - I


La sede de Team Spain en Oulu
Ya estamos en camino, los tres jugadores que van a representar a España en el en Finlandia. Tres ovetenses. Carlos F. Ortega, Miguel Caparrós y yo, el veterano.

Me encuentro en estos momentos en el aeropuerto de Helsinki, esperando por mi vuelo a Oulu, la ciudad del finlandesa que va a hacer de anfitriona para este torneo, el más importante de Europa esta temporada.

Los tres jugadores somos ovetenses, Miguel y Carlos son primos y llevan en esto del disc golf unos tres años. Cuando llevé el disc golf a Oviedo, Carlos se dedicaba al fútbol y empezó a practicarlo por mi conexión con sus padres. Miguel me parece que empezó a jugar un poco obligado también por mi amistad con su familia, y lo recuerdo como un poco reacio en los primeros torneos. Tras unos años el panorama ha cambiado totalmente y ambos están muy metidos en el mundo del disc golf. Ahora mismo son los dos mejores jugadores del país, participan en todo tipo de torneos y eventos y ayudan en todo lo que pueden a mover nuestro deporte en Asturias. Se han ganado sus plazas en el Europeo a pulso y ahora compondrán conmigo la segunda selección española en un Europeo de disc golf.

La canasta del temido #4
Lo más bonito de esta historia, en mi opinión, es que completa el circulo virtuoso de una amistad muy larga. Javier, padre de Carlos y tío de Miguel, fue alumno de los Hermanos Maristas en Oviedo y uno de los responsables del grupo de montañismo del colegio. El y Juan, actual presidente del Disc Golf Club Oviedo, fueron durante años nuestros responsables en nuestras excursiones por los montes asturianos. Durante mi segundo otoño en Noruega, una época en la que echaba mucho de menos a España, una tarde me llevé la sorpresa más grande de mi vida al ver salir del coche de mi vecino a Javier y Juan. Fue una visita sorpresa que me hizo la vida más fácil ese año.

Tanto Javier y Carmen como Juan y Belén me han visitado más veces y siempre que estado por Asturias nos hemos reunido. Nuestra amistad ha crecido con los años y he visto, desde la lejanía, cómo crecía Carlos. Desde el comienzo de mi proyecto de disc golf en España, siempre me he sentido respaldado y bien aconsejado por Carmen y Javier, y desde que su hijo y sobrino se han metido en el disc golf he tenido la oportunidad de devolverle algo intentando asesorar un poco a estos dos jóvenes. De la misma forma que Javier fue responsable de mi durante nuestras inolvidables excursiones por Asturias, yo ahora me siento responsable de que estos dos chicos estén metidos en el deporte del disc golf. Tal vez en unos años Miguel y Carlos viajen con Benjamín o Daniel a un torneo de disc golf. Todo es posible.

En pocas horas nos veremos en Oulu y cuando vea a Carlos y Miguel me acordaré de esa tarde de agosto en la que Javier y Juan aparecieron como por magia delante de mi casa en Molde. Han pasado ya casi cuarenta años y el frisbee sigue siendo parte de nuestras vidas.

La calle del primer hoyo con el río (OB) a la derecha

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España