Así vio Raúl el I Campeonato de Asturias de Disc Golf

Algunos de los participantes del Abierto y el Grand Master
Así he vivido el primer Campeonato de Asturias de Disc Golf. Voy a empezar por el final para salirnos un poco de la norma:

LAS SENSACIONES DEL DÍA DESPUÉS. Tengo ese buen regusto que te queda al día siguiente de haber disfrutado de una buena experiencia, en este caso después de una maravillosa jornada de disc golf. Decir que hubo buen ambiente creo que se queda corto porque podría parecer que simplemente no pasó nada malo y poco más. He notado alegría, ilusión, compañerismo en general, y muchas ganas de jugar al disc golf. Cada torneo que pasa hace que este deporte y este grupo crezcan más..

CONCLUSIONES DEPORTIVAS. Me ha encantado la ilusión y entrega de todos los participantes. También la gran participación. Me alegré mucho por los vencedores y lo sentí por los vencidos, pero más allá del título me alegro, por ejemplo, en el caso de Miguel Caparrós porque nos ha demostrado y se ha demostrado a sí mismo que puede. Su calidad técnica es enorme. Carlos, es verdad que además de técnica, se lo curra más que nadie. Por eso siempre nos va a costar ganarle, sobre todo a mi... :-)
Esa dedicación que alabo de Carlos es el punto que más valoro precisamente en la victoria de Patxo en la categoría Grand Master. Ha sido un ejemplo de qué trabajando las cosas se pueden obtener grandes resultados y tras varios meses de entrenamiento  ha dado un salto cualitativo en su juego. Dicen que querer es poder, pero sin trabajo no hay nada fácil.

AUSENCIAS. He echado de menos a varios miembros del club que por desgracia no han podido acudir por culpa del trabajo, o por motivos personales y/o deportivos.
Lucas y el reportero del Marca
Ana y Fernando no dudaron en pasarse por la tarde, en cuanto sus compromisos laborales se lo permitieron. Ana, cámara en mano, siempre dejando constancia gráfica y Fer, que ya había hecho su trabajo de preparación al torneo en las semanas anteriores, pudieron asistir al desenlace.
Javier Fernández, que ha cambiado esta temporada discos por cámara, ha acudido a cubrir el reportaje gráfico. Él está especializado en fotos deportivas, pero eché de menos esas fotos "sociales" que me encantan de su señora esposa Carmen, siempre atenta a un abrazo, a un guiño, a cualquier gesto...

El grupo de cabeza anotando el hoyo anterior
MIS COSAS. Siempre me gusta observar como actúa la gente en las competiciones deportivas. Cuando se compite aparecen variables nuevas que nos hacen mostrar una parte de nuestra personalidad que normalmente está oculta en el día a día. Su reacción ante las victorias y las derrotas, con los problemas de arbitraje, oir la valoración que cada uno hace de su propio juego a pesar del resultado, saber sus sensaciones, si lo pasaron bien, mal, con tensión, sin ella, si disfrutaron de la experiencia...

EL TORNEO

Amaneció un día nublado pero sin lluvia y nada de viento. Temperatura fresca simplemente. Condiciones ideales para el juego. Bien es cierto que tuvimos que tener los trapos siempre de medio lado, que diría Sindulfo, porque el suelo estaba mojado de la lluvia de la noche anterior.

En esta ocasión me estrenaba como director de un torneo PDGA. Mi gran amigo Carlos Río esta vez viviría el torneo desde Oslo y el relevo en la dirección era obligado, pero siempre contamos con su asesoramiento para todo. Para las labores de arbitraje me sentía respaldado por el recién titulado Vere. Y por supuesto que hubo que tirar de reglamento para dirimir algunas situaciones; en cada campeonato se producen una o dos situaciones que nunca se nos habían dado hasta entonces.

A las 9 empezaron a llegar los jugadores para ir calentando y yo aproveché, spray en mano, para acabar de marcar las zonas de dropaje y las líneas de mando.
Hicimos el check-in en el hoyo 2 disfrutando de unas maravillosas vistas de Oviedo. Se dieron las últimas instrucciones y se repartieron las tarjetas para que cada grupo ya pudiera ir a su hoyo correspondiente. En esta primera ronda sólo jugaríamos las categorías Abierto y Grand Master. Los grupos se conformaron por categoría y por nivel de juego aproximado, ya que al ser un torneo "corto" se buscó que hubiera presión del principio. Cuatro grupos de la categoría Abierto y dos grupos de la categoría Grand Master iniciamos el juego a eso de las 10 de la mañana.

Lucas, Manu y yo, en la primera ronda
En mi primera ronda me tocó compartir grupo con Manu y con Lucas Rey. Hemos jugado por debajo del nivel que solemos demostrar en muchas rondas de entrenamiento. podría achacarse a la presión pero creo sobre todo hemos tenido bastante mala suerte con pateos y con ruedos. El buen ambiente que teníamos en el grupo hizo que no nos desesperaramos, y la tarjeta de 63 de Manu, que a priori podría parecer regular para lo que él está acostumbrado a hacer, se convertiría en suficiente para alcanzar el podium al final del torneo. Yo acabé con 66.

Durante la ronda, y tras la misma, tuve que ejercer de árbitro en tres o cuatro ocasiones. Evidentemente es una responsabilidad extra, pero alguien tiene que asumirla. Aunque me considero una persona objetiva y analítica, sabes que tu decisión a veces no gustará; supongo que eso es ley de vida en el mundo del arbitraje. Desde luego yo no soy un árbitro por vocación, más bien por necesidad. Eso sí, hacerme árbitro no me supuso ningún trabajo extra ya que el reglamento lo tendría igual de estudiado siendo árbitro o no. He de reconocer que también ayuda el sueldo mensual de más de 5000 € por ser árbitro de la PDGA...

Comiendo en La Casona
Acabada la ronda nos fuimos a comer antes de abordar la siguiente vuelta.
Haciendo un pequeño hueco pase los resultados al blog y los actualicé en la PDGA, con la inestimable colaboración de Xuan.

Para la segunda ronda, y como era previsible, apenas hubo variaciones cuándo se reordenaron los grupos según la clasificación, y casi todos repitieron compañeros de la ronda anterior. En mi caso Lucas y yo nos despedimos de Manu y dimos la bienvenida a León al segundo grupo.
Ahora jugaríamos 9 hoyos en el Parque de Invierno, donde empezaría también la categoría sub-13 formada por un grupo de 5 chavales que disfrutaron de lo lindo. Yago, Bruno, Andrés  Xurde e Iyán. Compartiríamos campo siete grupos a la vez. Todo salió bien, no hubo interferencias y apenas hubo esperas .

Tras la ronda las tres categorías estaban absolutamente igualadas y se preveían las finales muy reñidas. En la final del Abierto habría empate en la cuarta posición por lo que Leon y Vere pasarían los dos a la final junto con Carlos, Miguel y Manu. Sería una final con 5 jugadores al igual que la de la categoría Sub 13. En la categoría Grand Master se meterían Javier del Riego, Patxo, Luis y Ángel.

LAS FINALES
Yo, que soy muy sacrificado por este deporte, prefiero no jugar bien en las rondas previas para poder asistir a las finales con la cámara de vídeo y poder mostrarlas al mundo.. Cualquiera que me conozca sabe que a nada que quisiera, sería mejor que McBeth...
La pena es que en esta ocasión las tres finales se jugaban de forma consecutiva ya que apenas hay horas de luz en invierno y sentí no poder multiplicarme.
Carlos pateando en el #14
Emoción a raudales en las tres finales.
- En el Abierto, Miguel administró muy bien su ventaja de dos golpes y, aunque Carlitos se llegó a poner a uno, Miguel jugó con una solidez total y llegó al último hoyo con la victoria casi en el bolsillo. No perdonó. ¡Bravo por los primos! Y mis felicitaciones a Miguel, que ha demostrado que además de saber jugar, hay que creer en ello (y que no salir hasta muy tarde por la noche, también ayuda :-) ) Y un gran Manu que no dejó de creer tampoco, se subió al tercer cajón, superando a Vere y León.

Patxo en el "ochín"
- En Grand Master entraron empatados y salieron empatados. Se llegó a la muerte súbita tras recortarle un golpe Patxo a Luis en el último hoyo (#3) y lograr el empate. Se resolvió en el segundo desempate en el hoyo 8, donde tras dos grandes salidas de ambos, a 3 y 5m de canasta, Patxo encestó tras el fallo de Luis. El abrazo entre ambos apenas fue visible, no porque fuera tímido, sino porque la luz ¿brillaba por su ausencia? ¡Enhorabuena, Patxo! Y cómo no, a Luis y a Ángel, que apenas está empezando en este mundo y ya está pisando podiums.
Los 5 fantásticos
- En los Junior la victoria se fue tejiendo gota a gota, y Xurde entró con dos golpes en la final y acabó con 7. Estos si que son grandes, ¡y pequeños! ¡Bravo por los 5 fantásticos! (ya se que los de Marvel son 4, pero estos son 5 y fantásticos. No podía decirlo de otro modo)

PUNTO FINAL
Tras una ceremonia de entrega de premios, nos fuimos al hoyo 10 (la cafetería de La Casona de la Montaña) y mientras tomamos algo y hablamos del torneo, yo aproveché para actualizar resultados y subirlos a internet.
Con eso se cerraba el día y prácticamente el torneo. Sólo faltaría que Fer enviara unas crónicas a los medios de comunicación y podíamos ya dar todo por cerrado.
Agradezco a todos vuestra colaboración y participación, los que estabais, los que no, los que ayudasteis, los que os ofrecisteis, los que participasteis, los que vinisteis a ver el toreno...
Pero el disc golf no para. En Febrero tendremos el torneo internacional. El Open de España. ¡Nos vemos en los campos!

Los resultados:
Resultados oficiales
Página oficial del evento
Todos haciendo los deberes
David, Sergio y Manuel

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España