El Belgium Open 2015 - Entrenamientos

Estos tres días Iván y Carlos han estado de pruebas de campo. Como buenos discgolfistas se han dedicado a probar todos y cada uno de los hoyos para conocerlos a la perfección y poder elaborar un plan de juego para el fin de semana.








Según nos han contado los chicos, el campo consiste de dos
nueves. Los primeros nueve hoyos son abiertos, largos, plagados de OBs (fuera de límites) y casi siempre con la canasta en un green entre árboles. El segundo nueve es más cerrado, con los hoyos metidos en el bosque y con calles estrechas que generan problemas de todo tipo.


Hoyo 17
Hoyo 11
Carlos nos cuenta que entre los hoyos que pueden causar más problemas están el 13, un hoyo de unos cien metros en una calle muy estrecha, el 17, este de 80 metros y de calle también estrecha, y el 6, una isla en la que la canasta está por debajo del tee y que tiene el río en la parte trasera del green. Opina también que también van a necesitar mucha concentración en todos los hoyos entre el 8 y el 11. Gran parte del campo esta diseñado alrededor de un río, y muchas de las aproximaciones pueden ser peligrosas por esa misma razón.

El viernes se celebra el tradicional torneo por parejas, en el cual van a participar nuestros discgolfistas. Ya os contaremos como les va la cosa...



Enlaces de interés:

Entradas populares de este blog

35 años de historia del frisbee en España

El record del mundo de longitud, ¿dónde esta el límite?

Discgolfeando y de campos, verano 2021: ronda con Anders Haugen en Flaktveit