Un torneo visto desde dentro: el Abierto de Berlín 2015 (I)

Parece mentira que esté ahora mismo en el aeropuerto de Gotemburgo esperando por el vuelo a Berlín. Mi participación en este torneo no es algo que haya planificado con antelación.

Tras el Oslo Open y con las vacaciones de verano ya cerca, me he puesto a buscar un torneo en el mes de junio fuera de las fronteras noruegas. Uno de los requisitos ha sido que fuera de categoría B, algo que ha reducido de gran forma el número de candidatos. También ha influido en mi decisión el grado de historia del torneo y el atractivo del lugar donde se celebra. Con base en estas variables, la decisión ha sido fácil. El Abierto de Berlín es un torneo clásico, en un campo emblemático y con una larga historia. Por todas estas razones me encuentro ahora mismo en esta cafetería del aeropuerto de Landvetter esperando mi conexión para la capital alemana.

A pesar de todo, la razón más importante ha sido la amabilidad de los organizadores del torneo que me han concedido una tarjeta de invitación, wildcard en nuestra terminología, sin la cual jamás habría conseguido ser parte de este evento.

El Abierto de Berlín lleva meses completo y cuenta con una lista de espera muy larga. Al decidirme por el torneo y ver la lista de espera, he enviado un mail a Skander Morgenthaler y le he preguntado si debería de inscribirme al existir una lista de espera tan larga. Su contestación ha supuesto una grata sorpresa, ya que me ha concedido la última tarjeta de invitación disponible.

Con la participación ya asegurada me he puesto a buscar hotel y vuelos baratos, una tarea nada fácil dos semanas antes del evento. He escogido un vuelo con destino al aeropuerto de Tegel, que es el más cercano a la zona donde se celebra el evento, y he buscado hoteles cerca del parque Volkspark Rehberge, el parque en el que está situado el campo de disc golf. Al final he optado por el Hotel de France, un hotel relativamente barato y que ha recibido buenas críticas en tripdavisor.

Con la parte práctica solucionada, he comenzado a preparar la parte deportiva. Lo primero ha sido decidir la categoría en la que voy a participar. No ha sido nada fácil, en el Abierto de Oslo he jugado muy bien en el Open, pero es un campo que conozco relativamente bien y en el que he tenido la oportunidad de prepararme sin límites antes del torneo. A Berlín llego hoy viernes, y la única oportunidad que tengo de conocer el campo es el torneo por parejas de la tarde, algo que sirve únicamente para no tener que jugar el campo “a ciegas” en la primera ronda. Tomando en consideración que gran parte de los jugadores ya conocen el campo, me he decidido por inscribirme en la categoría Master. Ahora mismo no se si es lo correcto, pero la decisión ya está tomada, y no hay vuelta atrás. Desde ahora mis esfuerzos van dirigidos a jugar lo mejor posible en esta categoría. Es un lujo poder escoger entre tres categorías, me da la oportunidad de elegir el nivel de juego en el que me parece que me encuentro en el momento del torneo.

Dentro de unos minutos me dirijo a la puerta de embarque y en cuestión de una hora estaré en la capital alemana. Berlin here I come!

El campo.
Página del torneo.
Resultados PDGA.

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España