De vuelta a la rutina del discgolfista


De vuelta a los entrenamientos. Drives, aproximaciones y putts. Más de lo mismo, pero con nuevos objetivos. Perfeccionando mis drives con el Saint y el Flow para tener más control en calles más estrechas. Manteniendo el nivel de las aproximaciones para mejorarlas un poquito más. Rediseñando ligeramente la cadena cinética de mi putt para incrementar su consistencia. El día a día ha vuelto y siempre hay algo que puede mejorarse, eso es lo bonito del discgolf, es imposible dominarlo todo...

A photo posted by Carlos Rio (@discgolfista) on

Entradas populares de este blog

35 años de historia del frisbee en España

El record del mundo de longitud, ¿dónde esta el límite?

Discgolfeando y de campos, verano 2021: ronda con Anders Haugen en Flaktveit