Un torneo visto desde dentro: Oslo Open 2015 (el análisis)



Esta mañana la he dedicado a repasar mi juego del fin de semana para intentar redirigir mi entrenamiento las próximas semanas. Afortunadamente tengo todos los datos en una hoja de Excel y puedo interpretar lo que ha sucedido.

Mi resultado ha sido de 224, pero solo 172 de ellos ha sido reales, ya que llevado 7 de penalización y he hecho 45 putts irrelevantes, en general aparcados a menos de un par de metros de la canasta.

En los 172 lanzamientos he hecho 26 errores, leves o serios, lo que me ha dejado con un porcentaje total de acierto  de 85%, una cifra que doy por buena.

Analizando por fases de juego he visto que he hecho 74 drives y he fallado 15, lo que me deja con un balance positivo del 80%. Cuatro de los 15 errores han sido severos y me han costado penalización. Todos se han debido a errores de ángulo de ataque que han degenerado bajo el fuerte viento. El resto han sido fallos leves sin más consecuencia que mal posicionamiento en la calle.

La mejor parte de mi juego durante el fin de semana ha sido las aproximaciones. 
De un total de 42 lanzamientos he hecho solo un error leve, lo que me deja un saldo de 98%. Realmente positivo, ya que he utilizado mucho tiempo en entrenar esta fase del juego con mis Mercys.


Los putts han sido otra historia. Este fin de semana ha hecho mucho viento y eso marca mucho los putts, ya que si empieza uno a fallar es fácil perder confianza y acobardarse. En mi caso mi confianza ha sido menor de la normal, pero los putts han funcionado más o menos bien. He tenido dos errores graves que me han costado un lanzamiento cada uno, y un total de 10 sobre los 56 putts que hecho. De esta forma me quedo con un 82% de acierto, algo que no está del todo mal.

Tácticamente ha funcionado todo, siguiendo la estrategia predeterminada antes del torneo. El único hoyo en el que tal vez  podría haber cambiado mi juego es en el 10, donde mi estrategia solo me ha generado uno de cuatro posibles pares. Conociendo mis datos en ese hoyo seguramente hubiese cambiado de táctica.

Los discos han funcionado a la perfección. He utilizado un Flow, un Saint y un Mercy, y un par de veces un Trident. Esos cuatro disco han sido suficientes para completar un buen fin de semana. Me gusta cada vez más la fiabilidad de los discos de mi patrocinador Latitude 64.

Mentalmente he estado muy bien. He ido a más todo el tiempo y he conservado la calma en todas las situaciones, ni una vez he hecho un lanzamiento sin ser totalmente consciente de las posibles consecuencias de mi elección.

La preparación ha sido buena, un acierto competir en el Maigolfen y participar en la liga semanal los dos últimos martes antes del torneo. El entrenamiento con Anders y la última ronda de experimento también han contribuido. Todo ello me ha preparado para la presión que he vivido durante el fin de semana.


Ahora toca trabajar los putts, mejorar el ángulo de ataque de los drives y seguir manteniendo el nivel de mis aproximaciones.

Página del torneo
El campo
Resultados live PDGA
Resultados PDGA

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España