Interesante artículo en The Washington Post sobre el declive del golf en Estados Unidos

Entre los argumentos que nombra Drew Harwell, autor del artículo, como factores que ahora trabajan en contra este antiguo deporte encontramos la carestía de su práctica y del material necesario para la misma, y la duración de las partidas, algo en lo que incluso un icono de este deporte como Jack Nicklaus está de acuerdo.

Los mismos argumentos son los que hacen que el disc golf sea uno de los nuevos deportes con más crecimiento: es barato, tanto en su práctica como su material, y el juego en sí es rápido y efectivo.

El artículo en íntegro, en inglés, lo encuentras en la página del Washington Post haciendo click en la foto que ves en esta entrada.

Entradas populares de este blog

35 años de historia del frisbee en España

Se ha comenzado a instalar el nuevo campo de Palau

El record del mundo de longitud, ¿dónde esta el límite?