Nuestros visitantes del Asturias Disc Golf Invitational 2015: Richard Kollar (Eslovaquia)

Foto: Rafael Heuri

Gran jugador y una de las personas más importantes del disc golf en Eslovaquia en la actualidad. 
Richard ha escogido la cena del Campeonato de Europa de 2014 como su mejor recuerdo del disc golf, una cena en la que estábamos presentes la representación española. Carlos Fernández Ortega grabó parte de la batalla campal y al final de la entrevista os dejo el pequeño clip de Carlos para daros una idea de la historia que ha escogido Richard.

¿Recuerdas el día que comenzaste a disfrutar del deporte del disc golf?
En 1998 vivía en College Park (Maryland, EEUU). Un día, paseando entré en un parque público situado a cinco minutos de mi casa y descubrí que había un campo de disc golf. En esa época estaba aprendiendo a jugar al Ultimate, y me impresionó la técnica de los discgolfistas que entrenaban en el parque y que lanzaban fácilmente 100 metros en línea recta, utilizando la caída natural del disco para llegar a la canasta. Dos años más tarde, cuando ya controlaba más el vuelo del disco de Ultimate, me atreví con mis compañeros de estudios a probar el disc golf. Fue muy divertido, pero mi di cuenta de que era un paquete. Los siguientes 10 años jugué al disc golf unas tres o cuatro veces al año, empezando paralelamente a competir en el deporte del Ultimate. Tras mi vuelta a Europa una lesión me obligó a dejar el Ultimate y el disc golf fue un substituto natural. En esa época no existía ningún campo en la zona donde vivía y solo podía competir en los pocos torneos locales que se celebraban en la zona. En 2011 participé en mi primer torneo internacional en la Republica Checa, en 2013 participé en un torneo en Austria y desde entonces he competido más asiduamente. El año pasado competí en más de 20 torneos de disc golf y seis de Ultimate

¿Has estado alguna vez en España? ¿Qué conoces del país?
En el 92 hice autostop por Europa y fui a los Juegos Olímpicos de Barcelona, donde terminé durmiendo en la playa. De allí viajé a Marruecos pasando por Ceuta. Desde entonces he vuelto muchas veces, tanto de vacaciones como por viajes de negocios. Durante los últimos años he estado varias veces en Barcelona y Madrid y he visitado San Sebastián y Toledo. Incluso casi visité Castro Urdiales en un viaje de trabajo, pero al final un problema médico me obligo ya en Francia a volver Bratislava L.

¿Hay algún día relacionado con el disc golf del que tengas un muy buen recuerdo? 
Supongo que todos nos acordamos de los hoyos en que hemos hecho en algún torneo o buenos lanzamientos de jugadores con los que hemos compartido ronda. Mi memoria más grata es del Campeonato de Europa de 2014 en Ginebra que expresa a la perfección el juego del disc golf y la naturaleza de los discgolfistas. Al terminar la competición oficial los jugadores se reunieron en una gran tienda de campaña para la cena oficial del torneo. Todo el mundo parecía contento y se divertía comiendo y charlando con otros jugadores. De repente, cuando uno de los platos se sirvió en platos de papel todo cambió. Todos comenzaron a lanzar los platos de un lado a otro de la tienda y de toda manera imaginable. Esta batalla campal de platos de papel duró hora y media, y muchos de los mejores jugadores del torneo fueron los que más se involucraron. Diversión pura y dura. Algo que seguramente no sucedería en otro deporte, solo en el nuestro. Una experiencia especial y única.

¿Practicas otros deportes relacionados con el disco, o que no tengan relación con él?
Todavía practico el Ultimate que es parte importante de mi vida y lo ha sido los últimos 5 cinco o seis años y que es un deporte con el que siempre hago nuevos amigos en cualquier sitio del mundo. También corro maratones y practico varios deportes más.

¿Cuál es el jugador o jugadores que tienes como referencia en el disc golf?
Will Ott, mi compañero de estudios de Maryland, cuando empecé a jugar podía hacer birdies en hoyos de 70 metros. Para mí era impresionante y siempre intenté emularlo, aunque nunca lo hice. Creo que Will nunca participó en un torneo de disc golf.

En España tan solo llevamos dos años practicando el deporte del disc golf ¿Qué recomendarías a un jugador que comienza a jugar?
Intenta instalar un campo permanente lo más rápidamente posible, no tiene que ser fantástico ni contar necesariamente con canastas homologadas. Un campo va a crear un grupo de jugadores que generará competitividad, mejor nivel de juego y contribuirá al desarrollo de nuestro deporte.

¿Conoces el origen del disc golf (frisbee) en tu país?

Al principio de los 90 un grupo de jóvenes eslovacos dirigido por Latso Graus empezaron a practicar el Ultimate en parques de Bratislava. Latso consiguió poner a jugar a su familia y amigos y cuando un par de americanos de paso por nuestro país se sumaron al grupo, nació el primer club de Ultimate de Eslovaquia. Este grupo de jugadores fueron los responsables de dirigir el deporte del disco en nuestro país los siguiente 15 años, practicando varias disciplinas, compitiendo en el extranjero y mejorando progresivamente. Chorche Turan se convirtió en un gran freestyler y un buen discgolfista, por lo menos a nivel local. Años después Martin Cirsson Kricka, otro eslovaco loco, retornó de los Estados Unidos con una canasta y un montón de discos (afortunadamente el peso de las maletas de la época estaba limitado a 32 kg J). Martin y su familia organizaron el primer torneo de disc golf al principio de los 2000, que atrajo a jugadores de la Republica Checa, Austria y Hungría. Cuando Stefan Dobrev retornó de Canadá, aumentó mejoró el nivel competitivo y de juego del país. Este grupo de jugadores empezaron a organizar un torneo anual en Smolenice en uno de los mejores campos de disc golf de Europa, algo que estimuló el crecimiento de nuestro deporte en el país. Tras mi retorno a Eslovaquia Cirsson instaló el primer campo permanente del país en los montes cercanos a Bratislava. El año pasado se abrió un campo en la cercanía de la universidad, un campo que se ha hecho muy popular entre los estudiantes. En este momento tenemos unos 60 jugadores en el país, la mayoría de ellos afincados alrededor de Bratislava. Se organizan aproximadamente cuatro torneos PDGA al año. Nuestro deporte crece rápidamente Europa central (Eslovaquia, Republica Checa, Austria, Hungría y Croacia) y solo en la Republica Checa se han instalado 30 nuevos campos el último año. El nivel ha mejorado notablemente, especialmente en la categoría femenina.


Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España