ADGI 2015: de vuelta a casa

He tenido que llevar un regalito a Ben&Dani
Tras una jornada de recogida, limpieza y resultados el lunes, y un martes en el que hemos utilizado el tiempo para publicar información y arreglar asuntos pendientes, hoy martes me ha tocado el turno de volver a Oslo.

Teóricamente tendría que haber sido un viaje largo pero sin problemas. Desgraciadamente no ha sido así. Mi vuelo de Asturias a Barcelona estaba previsto para las 07:30, con lo que ya me encontraba en el aeropuerto a las 06:45. Al facturar la maleta se me informó de que el avión tenía problemas técnicos y que tenía que esperar por una pieza para subsanarlos y despegar, lo que suponía un retraso de dos horas, con la llegada a Barcelona prevista para las 11:00 en lugar de las 09:00. Mi conexión con Munich salía a las 11:45, y sabiendo que el check-in se cierra 30 minutos antes del vuelo, me he visto obligado a cambiar mi billete, un cambio no indemnizado por Vueling y que me ha supuesto un desembolso de 125€. Algo nada agradable. Tras muchos problemas, falta de información y cambios de puerta, el vuelo ha salido a las 12:00, con cuatro horas y media de retraso. Lo peor de todo ha sido que en lugar de llegar a Oslo a las seis, he llegado a las once y media y no he podido hablar con Benjamin y Daniel que no he visto en 10 días. Gracias Vueling :-(


Dejando ya a aparte los problemas del viaje, vuelvo de Oviedo muy contento. CRK Disc Golf ha llevado a cabo un torneo de gran calidad, sin grandes problemas, con un players package impresionante por 35€, un campo que aunque mojado ha funcionado a la perfección y un nivel de juego muy alto, como indica el rating de las rondas. Todo esto se ha conseguido con los tres socios de CRK y la ayuda del Oviedo Disc Golf Club. Una experiencia un poco extenuante pero muy, muy positiva.

Nuestros visitantes han vuelto a sus países muy contentos y la mayoría ha confirmado que desean volver para el torneo de 2016, un torneo que seguramente va a evolucionar a todos los niveles y que conllevará agradables sorpresas.

A nivel personal estoy muy contento con mi victoria, tras no tocar un disco desde septiembre y utilizando ibuprofeno para calmar el codo de tenista que me ha impedido entrenar. Esta ha sido una de mis mejores victorias, sobre todo batallando con Anders por la primera plaza y con Carlos terminando en una fantástica quinta posición para un juvenil como el.

Ha sido un fin de semana con muy buen ambiente, como tiene que ser.

Gracias a Raúl y Fernando por su enorme trabajo, a Jorge por su ayuda y la sorpresa que presentaremos dentro de unas semanas, a Miguel, Carlos, Pedro, Iván, Micu, Manu, Ana, Javier, Carmen, Belen y todos los que nos han ayudado a hacer de este torneo una experiencia inolvidable. Y como no, a todos los jugadores que nos han visitado y que dejan a los jugadores locales llenos de ganas de entrenar y mejorar.

Esta semana publicaré mis impresiones sobre el torneo y el juego, además de algún que otro relato de la experiencia vivida por nuestros visitantes.


Comentarios

Entradas populares de este blog

35 años de historia del frisbee en España

Hemos repuesto discos Kastaplast

Discgolfeando y de campos, verano 2021: ronda con Anders Haugen en Flaktveit