Un torneo visto desde dentro: Bergen Open 2014 (2)

El hoyo #13
El día ha comenzado con un desayuno con todos los huéspedes del ‘Hotel Haugen’ presentes: el anfitrión Anders, Rune Langemyr, Terje Rensvold, Per Marius Myrland  y Andreas ‘Mini’ Havnegjerde . Los temas de conversación han sido, como siempre, el disc golf, el campo, el tiempo, y poco más, los discgolfistas no son famosos por sus largas discusiones filosóficas :-)

Ayer tarde Anders y yo decidimos jugar juntos en la tradicional competición por parejas del viernes, y mientras el ha utilizado la mañana para terminar de escribir un trabajo que tiene que entregar en la universidad, el resto de nosotros nos hemos dedicado a repasar y probar el campo.

Ha sido una tarea interesante, sobre todo porque este viernes se ha presentado soleado y con poco viento. El campo es prácticamente idéntico al del año pasado, con cambios ligeros en el #13,#14 y #15. También se ha alterado el ‘Seven Up’, el famoso corto y difícil hoyo #7, que este año tiene una calle y un green un poco más anchos.

En las dos horas que hemos utilizado para completar los 18 hoyos, he conseguido establecer la táctica para la mayoría de ellos, aunque no todos. Tras un descanso y un pequeño almuerzo, he cogido la bolsa y me he puesto a repetir los hoyos que todavía no tenía ‘claros’. 

He jugado los de la parte trasera del campo, del #9 al #13, y el #3, #16, y #17. Han sido muchos lanzamientos, algo que he notado bastante durante el torneo por parejas que he jugado con Anders como compañero. Durante la ronda se ha levantado bastante viento y se ha notado en el juego y los resultados. Hemos jugado con Rune y Andreas, y Rune ha convencido a Anders para apostar una Crème brûlée que hemos perdido por un lanzamiento. 
Mini-torneo al atardecer

La jornada de prácticas ha terminado en la cocina de Anders, con una pizza casera y una conversación animada y llena de anécdotas y historias. Por si era poco, nos hemos decidido a jugar un mini-torneo de cinco hoyos de la parte trasera del campo y casi en la oscuridad. Cada uno ha escogido un disco de su bolsa, sin permitir putters, y hemos repartido los discos al azar y de tal forma que nadie ha jugado con el suyo propio. Ha sido una experiencia muy interesante y graciosa.


Mañana empieza la parte seria del viaje…

                                                                                                               





Página oficial: aquí

Resultados: aquí

Mapa del campo: aquí

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España