Micro-vaciones en Copenhague (lunes)

Cecilie y Dani en el Experimentarium
Hoy nos hemos despertado al sonido de la lluvia, que gran parte de la mañana ha sido copiosa. Hemos tomado la vida con calma y hemos empezado la mañana con un desayuno en Torvehallerne, tenemos que admitir que nos encanta el sito a todos, tanto niños como mayores.

El plan para hoy es visitar el Experimentarium y cuando hemos terminado el desayuno nos hemos ido al metro para acercarnos a Christiansholm, que es donde está situada esta famosa atracción.

El Experimentarium constituye una visita imprescindible si uno viaja a Copenhague con niños, y es una especie de exposición semi-cientifica donde niños y mayores pueden probar y experimentar de todo, desde como generar energía eléctrica hasta probar el eslalon en un simulador de esquí (foto)
. Una opción perfecta para esta mañana fría y lluviosa. Cecilie, Lillian y los niños se quedan hasta las cinco de la tarde, pero yo a las dos vuelvo al hotel, me cambio y vuelvo a hacer el viaje al campo de Valby para seguir probando hoyos.

La canasta al fondo entre los árboles
Hoy hace más viento, unos 40 km/h. Hoy he empezado por el 5, el 6 (Pinball), el 7, y el 8. He hecho drives, aproximaciones y pats en cada uno de ellos. Al llegar al  9, me he encontrado con un grupo de jugadores daneses, entre ellos Karl Johan Nybo. KJ, como se le conoce, es el mejor discgolfista del país y posee un juego espectacular. Hablamos un rato sobre el campo de Valby y el disc golf en España, y al terminar me he dirigido al 10 para hacer cuatro hoyos más. He terminado con el  11, el 12 y el 17, un hoyo muy largo y difícil, que me costó varios lanzamientos durante el torneo del año pasado.

Hoy he notado que este es un campo muy difícil de controlar. La mayoría de los hoyos me obligan a utilizar drivers de calle o de larga distancia. Además el pateo se complica mucho debido a que la mayoría de las canastas están situadas en greenes abiertos y muy expuestos al viento. El torneo de la próxima semana no va a ser nada aburrido.

La cena de lunes la hacemos en un restaurante mejicano y cercano a nuestro hotel. Tacos y quesadillas, un buen final para nuestro segundo día en Copenhague.

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España