Un pequeño susto en medio de mi viaje por el norte de España

Estos últimos días he estado de viaje por el norte de España promocionando el deporte del disc golf, y ayer tarde, ya de vuelta a Oviedo, me he llevado un pequeño susto. Al conectarme a Facebook he visto que la inscripción al Abierto de Bergen se había cerrado en cuestión de dos horas. Cuando estoy en España me desconecto del mundo del disc golf noruego, y se me ha olvidado  inscribirme.

En esta tarde de Febrero y un solo dos horas, se ha llenado el cupo de jugadores y ha empezado a crecer la lista de espera. Afortunadamente los organizadores de torneos están obligados a reservar un determinado número de plazas. Esto es algo que tanto las federaciones nacionales como la PDGA regulan en su reglamento. Estas plazas, denominadas como wild-cards o tarjetas de invitación, se utilizan para jugadores con rating alto para asegurar en todo momento un alto nivel de juego en los torneos. En Noruega se reservan plazas para los 10 mejores jugadores de la categoría Abierta del Tour noruego de la temporada anterior. Este detalle ha sido mi salvación, una vez más he notado la importancia del buen trabajo a nivel federativo.


La lista de espera es ahora mismo de 53 jugadores y la posibilidad de que los últimos inscritos compitan en Bergen es muy remota. Yo, gracias al reglamento de la Federación Noruega de Disc Golf y de la PDGA, voy a poder hacerlo. Todo un lujo.

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España