El disc golf de nuevo en el diario La Nueva España

La Nueva España

Puerto de Vega se engancha al "disc golf"

LOS ALUMNOS DEL PEDRO PENZOL MANTIENEN SU PRIMER CONTACTO CON UN DEPORTE QUE COMBINA EL LANZAMIENTO DE "FRISBEE" CON EL RECORRIDO DE LOS CAMPOS DE GOLF

12.12.2013 | 01:45

Alumnos de sexto de Primaria juegan al "disc golf" bajo la supervisión de Carlos Río, a la derecha.
"Es un deporte fácil de practicar, en el que se aprende rápido, y además barato". Así define Carlos Río el deporte del "disc golf", una modalidad del juego de los palos, bolas y hoyos, pero con los conocidos "frisbees" y una especie de canastas. En esta modalidad deportiva el objetivo, como en el golf, se basa en hacer un recorrido superando obstáculos en el menor número de lanzamientos. Y también a semejante del golf, se va lanzando desde el punto en el que cayó el disco.
Los alumnos del colegio Pedro Penzol de Puerto de Vega tuvieron ayer la oportunidad de lanzar sus primeros discos al aire, dentro de la inicitiva del ovetense Carlos Río de introducir este deporte en España, comenzando por Asturias. Este ovetense, afincado en Oslo, es jugador de este deporte y viaja por los centros escolares para darlo a conocer entre los más pequeños.
Así, el patio del colegio naviego se convirtió en un circuito con dos hoyos, en el que desde los más pequeños a los más mayores pudieron comprobar la diferencia entre los discos de campeonato (más planos y pequeños) con los que se suelen ver en las playas, y realizar los primeros lanzamientos a una canasta de "disc golf".
"Es un deporte que se puede jugar a nivel de club, pero también de forma individual, e incluso hay gente profesional, que vive de esto", cuenta Carlos Río. "Hay torneos por todo el mundo, sobre todo en Canadá, Estados Unidos y los países nórdicos".
Este deporte ya puede practicarse en Asturias, concretamente en Oviedo, donde ya hay dos campos instalados, en el Parque de Invierno, y en el parque Purificación Tomás, ambos con 9 hoyos.
La acogida por parte de los alumnos fue entusiasta, al comprobar que con un poco de práctica es una modalidad asequible para todo el mundo. "La acogida es increíble, tanto aquí como en Oslo, donde en dos meses he dado clase a más de 2.000 alumnos. Les encanta", explica Carlos Río.
A Rebeca Larriet, alumna de sexto de primaria, este primer contacto con el "disc golf" le ha parecido "muy divertido" y reconoce que volverá a probarlo en cuanto tenga oportunidad.
El director del centro educativo, Miguel Méndez, se mostró igualmente encantado con esta modalidad deportiva, que "lo sorprendió gratamente". "Lo veo un deporte muy adictivo para los chavales, en el sentido en que es muy fácil de practicar, no conlleva mucho gasto, y pueden practicarlo con diferentes edades, muy educativo", sentencia.

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España