Un torneo visto desde dentro – El campeonato de Noruega (I)

Ejemplo de Kongepokal
Es martes 30 de julio y estoy sentado en un Boeing 737 de SAS camino a Oslo. En dos días comienza el campeonato de Noruega de disc golf, un campeonato que se ha celebrado ininterrumpidamente desde 1980. Este es el torneo del tour noruego que despierta más interés debido a que desde 2005 en el se reparte la Copa del Rey, el trofeo deportivo más importante del deporte noruego, patrocinado por La Casa Real y adjudicado a una disciplina en cada uno de los deportes que forman parte de la Federación Noruega de Deportes. Es una copa de plata que se ha repartido ocho veces en nuestro deporte desde 2005. Tanto el torneo como el trofeo son especiales para mi ya que fui el primero en ganarlo ese año. Me había retirado el año anterior y cuando me enteré de que el Kongepokal, su nombre en noruego, estaría en juego por primera vez en la historia de nuestro deporte, realicé un pequeño “come-back” para intentar ganar el único trofeo que me faltaba. En el campo de Arendal y con la copa ya en la maleta, me retiré del discgolf y desde 2006 hasta 2009 me dediqué exclusivamente al golf con mis amigos ex-discgolfistas.

Cuando volví a la competición en 2009 lo intenté de nuevo en Tønsberg y tras perder en la muerte súbita, tuve que conformarme con el segundo puesto. En 2010, de nuevo en Arendal, logré mi segunda copa. En 2011 en Skien obtuve otra plata y el año pasado me llevé mi tercera copa, de nuevo en Arendal.

Lo más curioso es que las tres copas las he ganado en Arendal, y ninguna de ellas en la categoría a la que pertenecía en esa fecha. El trofeo solo se reparte en la clase abierta. En 2005 y 2010 ya era Master (tenía más de 40) y en 2012 Grand Máster (tenía más de 50). Sigo siendo por ahora el único que lo ha conseguido.

Mi objetivo es claro: estabilizar mi juego. Tras tres semanas entrenando en la playa en Almuñécar y sin pisar un campo, no me veo luchando por nada. Además una lesión en el bíceps femoral izquierdo me está causando problemas para lanzar, y si le añado un hombro derecho que lleva mal ya un año, sería un poco ingenuo pensar en grades hazañas. Una categoría abierta con cada vez más y mejores jugadores lo complica aún más.

Lo más positivo es que voy a viajar de nuevo con mi amigo y compañero de viaje Torleiv, que está jugando muy bien y en mi opinión es favorito en la categoría Master. Tenemos la suerte de vivir en la casa de Ståle Pedersen, jugador local y alma del club de Eydehavn con el que he tenido la suerte de estar en la junta directiva de la Federación Noruega de Frisbee durante dos años. El y su familia siempre nos han brindado su hospitalidad y nos han tratado con gran cariño.

Cuando aterrice en Oslo esta tarde decidiremos si viajamos el miércoles por la tarde o el jueves por la mañana. El jueves es el único día que podemos practicar en el campo y si viajamos esa mañana tendremos que hacerlo muy temprano para poder entrenar con un poco de calma. Un viaje en coche de cuatro horas no suele ser benevolente con nuestro cuerpos ya preparados para el geriátrico.

Resultados en la pagina de la PDGA
Mapa del campo aquí 
Página del club/torneo: aquí


Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España