Un torneo visto desde dentro - Stovner putten 2013 (IV)

Por la tarde ha cambiado el tiempo. Ha parado de llover pero hemos tenido mucho más viento, entre 25 y 30 km/hora. Casi todavía más difícil, algo que se ha reflejado en los resultados.

Putt en el hoyo 7
Mi grupo para esta ronda has estado compuesto por Johnsen (de nuevo), Møkkelgjerd (adversario en muchas batallas en el tour noruego) y Dan Johansson uno de los mejores grand-masters europeos (mayores de cincuenta) y todo un personaje. La ronda ha transcurrido sin problemas y con buen ambiente.

Hemos empezado por una de las partes más difíciles del campo, en el hoyo ocho. Un par es un buen resultado con un viento tan fuerte. El nueve se ha convertido en un problema. Para evitar el fallo de la anterior ronda he puesto más ángulo, pero entonces me ha salido del campo por el lado opuesto aunque esta vez solo por 30 centímetros. Un bogey en el segundo hoyo que pone la cosa un poco cuesta arriba. Afortunadamente esta ronda ha sido mucho más solida por mi parte y he estabilizado mi juego inmediatamente. Cinco pares seguidos y un birdie en el quince, una isla bastante complicada y en la que puede pasar de todo, me pone en par tras ocho hoyos. Tras sendos pares en el dieciséis y diecisiete nos colocamos en la isla del dieciocho. En este hoyo siempre pasan cosas, hoy por ejemplo vimos a un jugador usar 22 lanzamientos en sus escasos pero difíciles 75 metros. Afortunadamente nuestro grupo lo juega a la perfección y hacemos un star-frame que en nuestra jerga significa que todos los jugadores del grupo hacen birdie. El único grupo que ha conseguido hacerlo en este hoyo a lo largo del día.

Río, Johansson, Møkkelgjerd y Johnsen
Birdies en el uno y cuatro me dejan tres bajo par con 53 lanzamientos y empatado con Møkkelgjerd. Johnsen ha jugado un poco peor (56) y Dan desgraciadamente no lo ha hecho nada bien (62).

Mi objetivo antes de la segunda ronda ha sido entrar en el top-ten, algo que he logrado con creces al pasar de vigésima a quita plaza. He jugado bien y vuelvo contento a casa. Cansado pero contento.

El cambio mas significativo que he hecho ha sido un ajuste en la distancia entre el disco y mi cuerpo antes de soltarlo. Mis lanzamientos han funcionado mucho mejor. El cambio ha estabilizado mi juego y causado una reducción en el número de fallos.


Lo mejor de todo es que mi amigo y pupilo Anders ha jugado muy bien y con sus 52 esta en solitario en cabeza y puede que gane esta competición. Ha entrenado muy bien esta primavera y se lo merece. De todas cosas todavía quedan 18 hoyos y puede suceder de todo. Mañana más…

Resultados oficiales en la página de la PDGA
El caddy-book con todos los hoyos: aquí

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España