Un torneo visto desde dentro - Stovner putten 2013 (V)

El desenlace final ha llegado en otra mañana lluviosa en el barrio de Stovner. La última ronda de las tres que constituyen el torneo de este año se ha jugado en formato “golf-start”, los grupos comienzan consecutivamente por categoría y resultados. Los principiantes a las 07:12 y el grupo líder en el abierto a las 13:12.

Mi grupo está compuesto por Møkkelgjerd, Gryt (de una familia repleta de discgolfistas), Valen y yo. Valen es un jugador con el que nunca he jugado y que me ha sorprendido por su buen juego y por sus soluciones tácticas. La ronda ha transcurrido sin problemas, hemos tenido lluvia en los primeros hoyos y mucho viento en los últimos. Møkkelgjerd y yo hemos alternado en el liderato del grupo hasta el último hoyo. He jugado bastante bien, antes del 18 he tenido un bogey un poco innecesario y he fallado un putt corto para un birdie. El resto ha funcionado.

Cuando llegamos al 18 Møkkelgjerd va delante por uno. Este hoyo sigue siendo, como el año pasado, una isla. Møkkelgjerd asegura el par. Si voy por el birdie corro el riesgo de hacer por lo menos un cuatro. En este momento no se como ha jugado el primer grupo, pero se que voy a tener a Møkkelgjerd por delante si no lo intento. Me decido a jugármela.  Mi revés planea un poco más de lo debido y termina fuera de la isla. ¿Que voy a hacer ahora? Siento curiosidad por ver lo que pasa y lo intento de nuevo con el mismo resultado, fuera. Con dos lanzamientos de penalización y los dos intentos voy a lanzar mi quinto. Ahora si me decido a asegurar y lo juego por la derecha. Aterrizo a unos nueve metros de la canasta, con caída hacia el out por todos los lados. Me posiciono y encesto. Un seis. He pasado de una posible segunda posición a una quinta plaza. He sido totalmente consciente de ello y he tomado una decisión. Ha salido mal, nada más. Es fácil pensar que el asegurar habría sido lo mejor, pero si no arriesgamos en competición nunca mejoraremos. Es mi teoría.

El vencedor Anders Danielsen
Cuando llega el último grupo soy testigo de una repetición de mi propio juego. Anders llega como líder al hoyo pero Danielsen lanza primero, sale fuera de campo por la parte trasera del green pero su disco se levanta, rueda y vuelve a entrar en el campo. Un birdie seguro. Anders sabe que si asegura habrá desempate en este hoyo y decide que va a intentarlo. Le pasa lo mismo que a mi y termina con un ocho. Ha pasado del primer puesto al quinto en un hoyo. Esta mañana estaba siete por delante, ahora hemos terminado iguales.

En el coche de vuelta a casa discutimos lo que ha sucedido y llegamos a la conclusión de que aunque se puede discutir si las decisiones tomadas han sido las mejores, las hemos tomado de forma consciente. Hemos arriesgado para mejorar y seguimos creyendo que es lo mejor. En un mundo pequeño y lleno de envidia come es este, esta tarde va a haber mucha gente alegrándose de lo que nos ha pasado, pero no nos importa. Seguimos creyendo en nuestro modelo.

Torleiv, vencedor en Masters
En la categoría Masters (40+) ha ganado Torleiv, gran amigo, ex compañero de trabajo y compañero de viajes desde los años 80. Una gran alegría por que lleva jugando sin pausa más de 30 años y esta temporada está compitiendo francamente bien. Dentro de unos días será tanto compañero de viaje como contrincante en la categoría Masters del Abierto de Estocolmo.

La competición ha estado bien organizada. Las rondas ha comenzado todas puntualmente y el campo ha estado bien marcado (aunque como ya he dicho anteriormente la hierba cortada no ha sido recogida y en la lluvia esto constituye un pequeño problema al secar los discos). Las quejas ha llegado más bien por dos cosas: el número de hoyos jugados y el precio de la inscripción.

Hasta este momento todos los torneos se han jugado a 72 hoyos. Los jugadores siempre quieren jugar el mayor número de hoyos posible, y esta decisión no ha gustado. Si has viajado 2.000 km quieres jugar 72 y no 54. Además los 18 hoyos que faltan constituyen una gran diferencia táctica. Con una ronda más estoy bastante seguro de que los resultados habrían sido diferentes, sobre todo en un campo de este tipo y con el tiempo que hemos tenido este fin de semana.

En lo referido al precio, 65€ (500 coronas) no es nada barato ni en Noruega, y los jugadores no han recibido ningún tipo de paquete (players package) ni almuerzo sábado y domingo. Esto es poco corriente en los torneos noruegos y ha generado comentarios.

En el próximo campeonato de España los 40€ de inscripción incluyen la cuota federativa obligatoria, un disco especial y la cena del sábado. En comparación con lo que se ve por otros sitios no está nada mal.


Para mi la siguiente parada es el Abierto de Estocolmo. Allí estaré muy bien acompañado por Iván, miembro del DGCO en exilio voluntario en Santiago de Compostela. Ya tengo ganas de llegar para que vea como es este mundillo nuestro. Os mantendremos informados…

Resultados oficiales en la página de la PDGA
El caddy-book con todos los hoyos: aquí
Lista histórica de los vencedores del tour noruego: aquí

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España