Latitude 64 Copenhagen Open - un “Major” visto desde dentro (parte VI) – de mal en peor


El plan hoy era mejorar el juego. No ha podido ser. El día empezó temprano, ya estaba probando hoyos a las 07:30. No porque quería, pero porque el minibús del hotel al campo salía a las 07:15 y si tomaba el siguiente no llegaría a tiempo para jugar. Empecé probando los tres primeros hoyos y pasando directamente al 17 y dieciocho después. Lo tomé con calma, repetí lo que fue necesario y hablé un ratito con un jugador sueco que no había visto en varios años y que ha viajado con su hijo que está compitiendo el la categoría juvenil. Me gusta la idea de algún día poder hacer lo mismo con Daniel y Benjamín. Ya veremos…

A las 08:54 empezamos a jugar. Un grupo muy internacional esta vez: Leevi Liitt (Finlandia), Martin Spliid (Dinamarca), Maxime Tanghe (Belgica) y Peter Fredriksson (Suecia). Buena gente, buenos jugadores. La ronda comienza igual que ayer: birdie, par, bogie en “pinball”.
Pinball (foto Natalie)

Pinball es un hoyo con una calle de 68 metros de largo pero solo dos de ancho. Nada más que tocas un tronco desapareces en el bosque y tienes garantizado un problema. Normalmente este es mi tipo de hoyo, pero ayer y hoy ha sido una catástrofe. No se porqué.  Habrá que analizarlo.

En los tres siguientes hago par, pero estoy mucho más cerca del bogey que del birdie. Los drives han empezado a fallar y he perdido el control. Los lanzamientos bueno los utilizo para “rescatar” fallos y no para ganar puntos.

En el séptimo hoyo hago un birdie. Un buen drive y un putt respetable. En el octavo, un par cuatro de 135 metros que va de derecha a izquierda en una zona con mucho árbol, nos vemos obligados a esperar por el grupo que va delante. Empezamos a hablar de conocidos y de repente es mi turno. Me ha salido un poco de la “zona mental” y aunque me concentro hago un fallo garrafal y termino entre los árboles. Intento rescatar el hoyo pero hago un par de fallos más y termino con un seis. Un doble bogey. Siniestro total. Más mental que otra cosa, pero de todas formas muy dañino.

Par en los tres siguientes hoyos. Sigo fallando en los drives las aproximaciones me salvan varias veces. En el doce hago otro birdie, el drive ha sido normalito pero el putt muy bueno. Y vuelve a pasar de nuevo: en el trece hago otro fallo garrafal en el drive y otro serio en la tercera aproximación. Un seis y otro bogey.
Tras este hoyo tengo que trabajar bastante con mi  mente para no perder la cabeza y empezar a hacer tonterías. Respiro profundamente y me decido a seguir intentándolo. Los últimos seis últimos hoyos los hago todos en par.

Ha sido un ronda terrorífica. Muy dura mentalmente. Remando contracorriente todo el tiempo. El resultado es el mismo que ayer, 68. Uno sobre par. La lectura muy diferente. Hoy han fallado los drives. Las aproximaciones han sido normales. El pateo lo mejor. El problema es que cuando no funciona el resto del juego, el pateo solo te puede rescatar. Nada más.

Rellenando la tarjeta
Tras la ronda tertulia con otros jugadores, la mayoría suecos. Está bien discutir los resultados y reírse un ratito. Hoy lo necesito. Durante el almuerzo tengo una reunión con Brian, el Director Internacional de la PDGA. Hablamos un rato sobre el proyecto del disc golf en España y lo que deberíamos hacer de ahora en adelante. Muy interesante. La PDGA está muy contenta con lo que está pasando en Oviedo y califican el proyecto como un éxito. No está nada mal ☺

Mañana puede ser mi último día de competición. No se que corte hay para el domingo pero ahora mismo estoy fuera. No cambia nada. Mañana lo intentaré de nuevo. Voy a jugar lo mejor que pueda, si vale bien, si no a entrenar mejor.

Esta noche se estrena la película “The invisible string” en el auditorio del centro de competición en el parque de Valby. Es una película sobre la historia y el desarrollo del frisbee. Va a ser muy interesante verla entre tantos jugadores. Me va a sentar muy bien en un día para mi difícil…

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España