Una competición vista desde dentro: Bergen Open - Tour noruego (parte IV)

Análisis y conclusiones


Como ya he explicado anteriormente, mi filosofía de discgolf esta basada en el perfeccionamiento del juego y no en los resultados. El proceso es lo que me interesa y fascina, y con el siempre como base intento mejorar todas las partes de mi juego. El análisis es sumamente importante y un factor crucial para remodelar constantemente mi entrenamiento.

El proceso es simple: analizar todos los lanzamientos y encontrar patrones técnicos, tácticos y mentales que expliquen lo sucedido. Esta es una tarea pesada pero divertida.

Para poder cambiar la dinámica y reajustar mi juego tengo que ser duro conmigo mismo y contestar mis propias preguntas con gran sinceridad:

Cuando he fallado un putt, ¿ha sido consecuencia del temor, de la indiferencia o he subestimado su dificultad?
¿He tomado las decisiones tácticas correctas?
¿He perdido la cabeza en algún momento?
¿He permitido que el juego de los demás repercuta en el mío propio?

Al visualizar el torneo, me hago preguntas de este tipo en cada uno de los hoyos y lanzamientos. Es duro aceptar, por ejemplo, si he sido un poco cobarde en alguna disposición táctica, pero es la única manera de aprender y rectificar.

Esta es un tarea metódica y un poco cansina, pero al mismo tiempo gratificante y efectiva. Es fácil calcular cuanto tiempo se utiliza: en Bergen he jugado 72 hoyos y he hecho 223 lanzamientos. Técnicamente he tomado 223 decisiones, bueno, en realidad unas cuantas menos ya que la mayoría de los segundos putts han sido muy cortos y no necesitan ningún tipo de proceso mental.

Con los datos ya analizados, intento encontrar patrones de juego y sacar conclusiones. Me hago preguntas de este tipo:

¿Cómo han funcionados los discos?
¿Existe algún tipo de lanzamiento que ha fallado claramente?

En Bergen he encontrado varios patrones, y dos muy claros: los discos han funcionado perfectamente y los pocos lanzamientos de derecha que he realizado no han funcionado.

 En lo referido a los discos el Maze ha respondido cada vez. Lo mismo han hecho el Escape y el Trespass. Este torneo ha confirmado que los tres tienen un sitio reservado en mi bolsa. Una conclusión positiva y alentadora.

Los lanzamientos de derecha constituyen una lectura menos positiva. No he hecho muchos, y todos han sido aproximaciones. Todos han sido lanzamientos bajo presión en los que he tenido que posicionarme de forma incomoda para llevarlos a cabo. Los he fallado todos. Fallos con graves consecuencias y totalmente innecesarios. Esto significa que esta semana empiezo a entrenar “derechazos” desde posiciones incómodas.

Podría seguir “desguazando” mi juego, pero tampoco puedo contarlo todo, algún secreto tengo que dejar para mí y los jugadores con los que coopero ☺

Como véis mi proceso es como un puzle que desmonto, analizo, y monto de nuevo.

Espero que esto os dé una indicación de cómo se puede trabajar. No es una solución universal, y es desde luego discutible, pero en mi caso funciona …

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España