Una competición vista desde dentro: Bergen Open - Tour noruego (parte I)


Hoy es viernes y aunque el torneo no empieza hasta mañana, para mi es un día muy importante. Mi odisea empieza a las 5 de la mañana con una hora de viaje en metro y tren de alta velocidad desde el centro de Oslo hasta el aeropuerto, y un vuelo de una hora entre Oslo y Bergen. Bergen es la segunda ciudad noruega en número de habitantes (aproximadamente 270.000), fundada en 1070 y de gran atractivo turístico. El Bergen Open es un torneo que ha existido diez años y forma parte del Tour noruego de disc golf. La primera edición data de 2003. Mi relación con este torneo es corta, gané en 2003 y nunca he tenido la oportunidad de volver a esta ciudad y a esta competición.

Bergen desde el aire
En Bergen-Flesland me recoge mi amigo y compañero de entrenamiento Anders, que además ejerce de cicerone para mi y otros 5 jugadores que vamos a vivir en su casa. A las 10:30 ya estamos en el campo con el librillo de caddy en mano y preparados para probar detenidamente todos los hoyos.

Hace un día de primavera relativamente cálido (5 grados), soleado y con mucho viento. Empezamos en el hoyo siete y vamos trabajando den hoyo en hoyo probando salidas, aproximaciones y pateos. En el librillo voy anotando detalles relevantes: los “out” y su distancia de la calle, canastas en posiciones peligrosas, calles ciegas y en general cualquier cosa que pueda en algún momento costarme lanzamientos. Es un tarea metódica y, para mi, divertida. En total utilizamos casi 4 horas en recorrer todo el campo, y cuando terminamos yo me quedo un rato más para repetir los cinco hoyos que considero más difíciles. A las cuatro he terminando. El plan está más o menos claro. Me siento cansado, aunque tengo que decir que es más mental y físicamente.

Salida hoyo #9 - Anders Haugen y Rune Langemyr
En lo referido al campo la conclusión es clara, este es un recorrido muy complicado técnicamente. En la mayoría de los hoyos hay que decidir si se va a jugar de forma agresiva y arriesgar, o jugar sin complicarse la vida y de forma más convencional. Mi plan es jugar de forma agresiva pero sin perder la cabeza. Voy a arriesgar en los hoyos que me parezca correcto, pero sin “arriesgar la vida”. De todas formas siempre hay que recordar lo que decía Paul Newman: “if we have a plan, then we’re fucked” ☺

La tarde la pasamos en casa. Cenamos juntos y hablamos como siempre del campo, de la estrategia a seguir y desde luego de los discos. Esta es la primera competición seria de la temporada y todos buscan el disco que les va a dar ventaja en el juego. La mayoría mezcla marcas, algunos son leales a un fabricante, y unos pocos están patrocinados por alguna marca en especial. Anders por ejemplo juega por Millennium, yo por Latitude. Intercambiamos y probamos discos, pero cuando suena la sirena no tenemos otra cosa en la bolsa que nuestra marca.

El otro gran tema que se discute es quien va terminar ganando. Anders esta seguro que el ganador vive en su casa, que por cierto está en medio del campo (sería como vivir en el bar del Parque de Invierno). Puede que tenga razón. Según lo veo hay cuatro posibles candidatos alojados en esta casa, pero también hay tres o cuatro más fuera de ella. El tiempo nos dará la respuesta. Este es un tema en el que no gasto energía. Mi objetivo es muy claro: jugar lo mejor posible. Es la primera competición de la temporada y creo que la mayoría de los jugadores no han estabilizado su juego. Puede pasar cualquier cosa. Mañana empieza todo, ya tengo ganas de empezar y esa es una buena señal ☺

Información, grupos y resultados en esta dirección: Bergen Open




Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España