Mi bolsa de discgolf para la temporada 2013


Con el inicio de la temporada a la vuelta de la esquina, el principal tema de discusión entre los jugadores es el contenido de su bolsa de competición. Lo curioso es que el tema es el mismo para jugadores de todos lo niveles. Los discos.

Muchas elecciones. Marcas, modelos, pesos, plásticos, colores. Nada fácil de entender para un jugador sin experiencia y un tema complicado para un “pro”. Aunque parezca una tontería, nuestra elección nos va a seguir toda la temporada y puede ser crucial para nuestros resultados. En esta crónica voy a explicar el cómo y el porqué del contenido de mi bolsa.

Aunque parezca raro tengo menos opciones que un jugador recreacional. Esto se debe a que soy un pro patrocinado por una fabrica de material de discgolf, lo que limita mis elecciones a los modelos de este fabricante. Mi marca es, como muchos de vosotros seguramente ya sabéis,  Latitude 64.

¿Porque Latitude? 
En un universo dominado por los discos americanos he escogido una fabrica europea por esos mismo: es europea. Conozco a sus dueños, se que tipo de jugadores son y han sido, comparto su valores, me gusta su forma de entender nuestro deporte, he visto su proceso de fabricación y me gustan su diseños y plásticos. Latitude me ha apoyado desde el principio en mi proyecto para introducir este deporte en España, y siento lealtad hacia esta gente. La fábrica esta localizada en el norte de Suecia, en una pequeña ciudad llamada Skellefteå. Siendo asturiano y de una ciudad del norte de España, siento que tengo una conexión con estos jugadores.
Si los discos americanos son un Cadillac, los de Latitude 64 son un Volvo. Sus discos son sinónimos de durabilidad, buen diseño, fiabilidad y robustez. Reflejan perfectamente mis características como jugador (todo menos el “buen diseño ☺).

Los discos
No es nada fácil escoger discos. Mi proceso es simple, utilizo bastante tiempo en probar los distintos modelos, analizo mi juego e intento cubrir mis necesidades. Lo mismo puede hacer cualquier jugador, una pandilla de amigos pueden intercambiar y probar discos y ampliar de esta forma el abanico de “candidatos” a la bolsa. Durante mi estancia en marzo voy a tener un jornada de “pruebas” en el Parque de Invierno y todo el que quiera probar nuestros modelos puede acercarse un momento y hacerlo. Publicaré la fecha en este blog y en nuestro grupo de Facebook.
Mis necesidades son simples: necesito discos para lanzamientos largos (drives), para aproximaciones y para patear. En términos de discgolf: Drivers de larga distancia (DLD) y de calle (DC), discos de media distancia (MD) y putters (P). En lo referido al plástico suelo escoger OPTO porque me parece que es el que mejor preserva las características de vuelo de los discos.

Mis DLDs:




Halo (velocidad 13, planeo 5, giro 0, caída3)
Un disco muy veloz, de buen planeo, resistente al giro y de caída muy pronunciada. Mi preferido para lanzamientos largos y abiertos. Puedo confiar siempre en su caída al final del vuelo.









Villain (12,4,0,4)
Veloz y de buen planeo. Mi favorito en condiciones adversas y mucho viento por su resistencia al giro y su gran caída.











Flow (11,6,-1,2)


El DLD comodín de mi bolsa. Veloz, de buen planeo y de poca caída. Perfecto para días sin viento y hoyos demasiado largos para mis DCs.











Blitz (12-3-0-4)


Mi “piedra”. Un disco de poco planeo y caída pronunciada. Mi elección para drives cortos en días de mal tiempo.








Mis DCs:





Saint (9,7,-1,2)
Mi driver por excelencia. Moderadamente rápido y fácil de controlar. Conserva los ángulos de salida y es muy previsible.










River (7,7,-1,2)

Mi alternativa al Saint. Casi idéntico pero de vuelo un poco más lento. Este lo utilizo en plástico GOLD. Cuestión de gustos.











Trident (5,2,0,5)
El Trident se encuentra entre los DCs y los MDs por su vuelo lento. Debido a su gran caída es la alternativa en días de mucho viento.






Mis MDs:





Core (5,5,-1,1)
Mi MD para lanzamientos precisos y que necesitan un planeo un poco más largo. De giro fácil es una buena alternativa para lanzamientos de izquierda a derecha.










Pain (4,4,0,2)
El MD para los días de viento. Se resiste a girar incluso en los vientos más fuertes.







Mi putter:





Mercy (2,4,0,1)
Mi putter y disco favorito. Lo utilizo también en la media distancia e incluso en drives cortos. Fiable, de vuelo lento y poca caída.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España