La técnica en el discgolf: el pateo (putting)


Vamos a seguir hablando de la técnica en nuestro deporte. Existen tres lanzamientos básicos en el juego del discgolf. El drive (o de salida) que se hace desde el area de salida y que suele ser largo (más de 100 metros), los approach (o de aproximación) y los de pateo que se utilizan cuando encestamos y que por definición son de menos de 10 metros. Los de salida constituyen el juego largo, los de acercamiento y de pateo el juego corto.

Los tres lanzamientos son importantes, pero su importancia suele variar con el tipo de campo en el que se juega. Si es un campo de competición y con mucho hoyo largo, el drive va a ser importante. Si es un campo corto y de calles estrechas, vamos a necesitar lanzamientos de aproximación controlados. En ambos vamos a necesitar el pat, a no ser que nuestros drives/aproximaciones sean tan buenos que siempre dejemos el disco debajo de la canasta (lo que llamamos “aparcar” en nuestra jerga). Queramos o no, el pat va a ser una de las técnicas más importantes en nuestro juego.

El pateo, además de ser una técnica diferente a las otras dos, tiene un componente muy mental. En general siempre se puede “arreglar” un mal drive o una mala aproximación, pero cuando fallamos un pat sabemos que hemos añadido un punto a nuestra tarjeta. Además siempre estamos viendo patear a nuestros adversarios, lo que añade presión a nuestro propio juego. Si estamos igualados con un jugador de nuestro grupo y esta persona consigue hacer su pat, vamos a sentir esta presión añadida cuando sea nuestro turno.
Estas son algunas de las razones por las que deberíamos dar prioridad a este tipo de entrenamiento. Deberíamos, como en todo deporte, automatizar y perfeccionar nuestra técnica de tal forma que funcione incluso en situaciones de mucha tensión.

Cada persona es un mundo, y cada pat lo mismo. Existen muchas técnicas, pero para mi lo fundamental es que cada persona desarrolle una que le genere seguridad y comodidad. No me parece que existen soluciones universales.

Una forma de empezar a desarrollar su propia técnica es observar a un profesional y adoptar las partes que uno considere transferibles. El resto sería repetir, automatizar y perfeccionar. Todo un proceso.

También es importante tener un mínimo de repertorio. Deberíamos de dominar tanto el pat frontal como lateral (ver apartado de instrucción en el menú del blog). A veces tenemos obstáculos entre nosotros y la canasta que nos impiden hacer un pat lateral, y por esta razón deberíamos de tener una alternativa como el pat lateral.

En lo referido al material, deberíamos escoger un disco que genere una sensación de seguridad y control en nuestra mano y que tenga una textura y agarre que nos agrade. Con la variedad que existe en el mercado no debería de ser difícil encontrar un disco que nos guste.

En cuanto a el numero de repeticiones que deberíamos hacer, me remito a mi entrada del 19 de enero en este blog. En ella doy unas sencillas pistas de cómo entrenar. Más adelante ya os daré unos ejemplos de cómo entrena un profesional.

Bueno, en cuanto mejore el tiempo (para los que estáis en Asturias) a practicar. Se que mejoraréis rápidamente…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España