El entrenamiento en el discgolf, cómo y porqué


¿Cómo entrena la gente en nuestro deporte? ¿Podemos mejorar de una forma rápida y efectiva?

La primera pregunta que debemos hacernos es cual es el objetivo de nuestro entrenamiento. ¿Mejorar técnicamente? ¿Divertirnos con nuestros amigos? ¿Competir? La respuesta nos dará la solución.

Mi forma de interpretar el discgolf divide el juego en cuatro componentes: técnica, factor físico, estrategia y componente mental. Todos son importantes, pero entran en juego dependiendo en nuestros objetivos.

Si nuestro objetivo es únicamente divertirnos, seguramente es suficiente que nos concentremos en el aspecto técnico del juego. Si por otra parte deseamos competir, deberíamos mejorar y cuidar los cuatro componentes.

El componente más importante es el técnico. Si no somos capaces de controlar nuestros lanzamientos, difícilmente podremos obtener buenos resultados. Cuando empezamos a practicar el discgolf nuestro gran problema va a ser la técnica. Los otros tres componentes podemos añadirlos progresivamente. El discgolf es un deporte que no necesita gran condición física y la estrategia es algo que desarrollamos según vamos adquiriendo experiencia. El factor mental entra en juego cuando empezamos a competir. En este artículo vamos a hablar de que forma podemos mejorar nuestra técnica de una manera rápida y efectiva.

¿Juego de campo o entrenamiento en “campo de prácticas”?
Son dos formas de obtener el mismo resultado, la diferencia es la efectividad del proceso. A todos nos gusta entrenar en el campo, sobre todo si se tiene uno como el del Parque de Invierno. Si hacemos un par de recorridos de 9 hoyos vamos a utilizar una media de 35-40 lanzamientos. Un total de 80 lanzamientos. Un recorrido a doble vuelta significa por los menos una hora. Si nos ponemos en un prado y lanzamos discos en dirección a un árbol o una mochila, podemos fácilmente realizar 80 repeticiones en cuestión de 15 ó 20 minutos (dependiendo de cuantos discos tenemos a nuestra disposición). Con este calculo apreciamos rápidamente la efectividad del entrenamiento de campo de prácticas contra el de campo. Si deseamos ser efectivos no hay duda. Las “rondas” tienen sus ventajas, pero la efectividad no es una de ellas.

Personalmente divido el juego en tres tipos de lanzamientos: los drives (o de larga distancia) que se hacen desde la salida, los de acercamiento y los putts. Los drives y los de acercamiento utilizan técnicas similares, mientras que el putt utiliza una técnica específica. Lo mejor es entrenar drives y acercamientos al mismo tiempo. Encontrar un prado grande, colocar un objeto (por ejemplo una bolsa de deporte) a una distancia X metros y empezar a practicar. Vamos aumentando la distancia a medida que progresamos. Podemos empezar con 30-40 repeticiones por cada tipo de lanzamiento.

Los putts se hacen por separado. Lo mejor es utilizar una canasta profesional como las del Parque de Invierno o adquirir nuestra propia canasta plegable y llevarla al lugar de entrenamiento. Si lo analizamos fríamente solo necesitamos un objeto alto y delgado. Podemos por ejemplo utilizar el palo de una escoba, clavarlo en la tierra e intentar darle. No solo funciona perfectamente, si no que es incluso mejor ya que este “blanco” es más pequeño que una canasta homologada. Podemos empezar con 50-60 repeticiones. La distancia al principio debería de ser inferior a 5 metros y podemos aumentarla progresivamente a medida que mejoramos técnica y puntería.

Si realizamos todo el entrenamiento en el mismo sitio vamos a llevar a cabo 110-140 repeticiones en menos de una hora, cubriendo los tres tipos de lanzamientos. Esto quiere decir que hemos doblado el número de repeticiones sin aumentar la duración del entrenamiento.

Repitiendo este procedimiento tres o cuatro veces a la semana, notaremos una mejora considerable en nuestra técnica y en nuestros resultados.

En mi próximo artículo vamos a ver como se puede variar la forma de entrenar en el campo de discgolf de tal forma que nuestro entrenamiento sea variado y divertido.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España