Cómo atraer nuevos jugadores al campo de discgolf


Ahora que el Disc Golf Club Oviedo ya existe, que el campo está en perfecto estado y que ya hay mucha gente utilizándolo, ¿qué se puede hacer para atraer jugadores y que sigan utilizando las instalaciones?

Existen seguramente muchas soluciones, pero una manera muy común de atacar este problema es utilizar los que los escandinavos llaman “ukesgolfer” y los americanos “league play”. Simplemente competiciones semanales. Normalmente se juega 18 hoyos, a doble vuelta si el campo es de nueve. Lo más importante es que los jugadores de los alrededores sepan que una ó varias veces a la semana, y siempre a la misma hora, pueden encontrarse con otros jugadores y competir de manera informal.

¿Cuales son los pros y los contras de una iniciativa de este tipo? Contras ninguno, pros muchos.

Para empezar se atraen nuevos jugadores. Si el club trabaja bien, puede utilizar estas pequeñas competiciones como foros para ayudar a estos principiantes a mejorar su nivel técnico. Cuando el nivel técnico de los participantes mejora, también mejora la calidad de juego del club en general. Además se genera buen rollo entre los jugadores, algo que es positivo, contagioso y suele atraer más gente. De esta forma se crea lealtad hacia el club y se genera todavía más actividad.

Un horario fijo y fiable crea rutinas que al paso del tiempo suelen funcionar sin necesidad de utilizar mucha gente para llevarlas a cabo. Si uno ó dos jugadores del club se acercan al campo cada vez, dividen al personal en grupos, reparten tarjetas de juego y recopilan resultados al final del recorrido, lo único que queda es publicarlos en la red. No es una tarea muy difícil, a los jugadores les encanta seguir su progresión y agradecen mucho que el club publique los resultados de forma efectiva y rápida.

Las competiciones semanales son una forma de reclutamiento muy efectiva y fácil de administrar. Vale con apuntar el nombre del jugador, algo de todas formas necesario para las tarjetas, y apuntar su dirección de correo.

A veces hay jugadores que son un poco reacios a la competición. No supone problema alguno, pueden hacer el recorrido sin anotar resultados. Lo importante es que se diviertan y pasen un bue rato.

Los días y horarios varían. En Oslo, por ejemplo, hay competición lunes, martes, miércoles y jueves. Esto se debe a que hay cuatro clubs muy activos que se reparten la semana entre ellos para que los jugadores de la zona tengan la oportunidad de jugar en todos los campos a lo largo de la semana. En Skellefteå en la Laponia sueca está el campo “Discgolf terminalen”, uno de los mejores de Europa. Esta es una pequeña ciudad en la cual el deporte del discgolf es muy popular. En su campo de 27 hoyos se juegan competiciones semanales los domingos y los jueves. En Miami se juega lunes, miércoles y sábados. Como se ve, un infinidad de posibilidades. Lo importante es que los jugadores sepan dónde y cuando.

Entradas populares de este blog

Lliga CRK-Vallés: segunda jornada y victoria para Dani Aguilar

Lliga CRK-Vallés: tercera jornada y victoria compartida entre hermanos

35 años de historia del frisbee en España